Artículo

Augusto Lima: "Hay que saber diferenciar la broma del bullying"

"Actuamos contra el bullying" llegó a Murcia, con Augusto Lima, miembro del "Quinteto contra el bullying", como padrino de lujo a la hora de aconsejar contra esta lacra social a los niños y niñas del Colegio Público La Arboleda

Ver el vídeo
©
  

La lucha contra el acoso escolar, representada en la campaña "Actuamos contra el bullying", vivió la mañana del jueves 10 de junio otra jornada para el recuerdo en tierras murcianas.

Allí, en el Colegio Público La Arboleda, un centro que trabaja y conciencia sobre esa lacra, el pívot del UCAM Murcia Augusto Lima quiso apoyar con su presencia y su testimonio la iniciativa de la acb y la asociación NACE (No al Acoso Escolar).

El brasileño es miembro de "Quintetos contra el bullying", compartiendo un '5' de verdadero lujo junto a Guillem Vives (Valencia Basket), Sergio Llull (Real Madrid), Darío Brizuela (Unicaja) y Víctor Claver (Barça), concienciados en la lucha contra el bullying.

En esta segunda etapa, la campaña se centra en los que, por acción u omisión, no actúan para ayudar a las víctimas del acoso escolar, buscando concienciar y educar a los más jóvenes para que no miren hacia otro lado. Por ello, Augusto Lima, incidió en más de una ocasión, durante su hora de charla, en que son precisamente ellos los que deben saber dónde está la línea en el que empieza el acoso.

©

"Hay que saber diferenciar una broma que se lleve bien de las que pueden crear un trauma", aseguró Lima, confesando que, durante su niñez, su sobresaliente altura le puso en el foco de las burlas de otros compañeros de clase: "A mí me llamaban jirafa, aunque la primera vez que lo escucha nadie piensa que es bullying".

"Cuando te hacen bullying o te tratan mal, cualquier persona se asusta. Es lo más normal del mundo quedarse bloqueado. La ayuda de otra persona es muy importante porque si tú sufres te vas a quedar bloqueado las primeras veces", añadió Augusto, enfatizando en la importancia del deporte como fuente de valores en la sociedad y en el día a día.

Augusto Lima fue respondiendo a las numerosas cuestiones que los niños y niñas del CP La Arboleda le realizaron, volcándose con ellos al final del acto, firmando autógrafos o haciéndose fotos con los más jóvenes.