Artículo

La evolución de Pau Gasol

Aíto García Reneses habla sobre la evolución de Pau Gasol en su página web (http://personal.redestb.es/aito), que en los próximos días analizaremos

Aíto García Reneses
© ACB
  

La presencia en la NBA de jugadores formados en Europa ha pasado de ser un fenómeno puntual a generalizarse en los últimos años. La mejora del nivel del juego en Europa, unido al descenso de calidad debido al incremento del número de equipos que participan en la liga profesional americana, nos conduce a unas menores diferencias entre la calidad del baloncesto que se juega en ambos continentes. Y no es sólo que los europeos que juegan en la NBA sean más en cantidad sino que algunos de ellos tienen un peso específico importante en la competición.

No obstante, este año ha ocurrido un hecho excepcional: un jugador europeo que no se había formado técnicamente en Estados Unidos, y además nunca había estado allí, ha sido elegido en tercera posición del "draft", superando ampliamente todos los antecedentes. Como todos sabéis este jugador es Pau Gasol, un joven de 21 años recién cumplidos, nacido en una población del cinturón de Barcelona, Sant Boi de Llobregat.

¿Cómo ha llegado a conseguirlo?

El Gasol que hace unos años fichó por el Barça era un chico muy alto, aunque no tanto como ahora, y muy delgado, mucho más que en la actualidad.

No cabe duda que esas condiciones físicas y su buena coordinación le han facilitado la tarea, pero no ha sido sólo eso. También ha trabajado los fundamentos, la preparación física y se ha encontrado en un entorno de trabajo en el Club que le ha ayudado a esforzarse más, aspecto básico teniendo en cuenta su idiosincrasia. Cuando comprobó que tenía unas grandes posibilidades en este deporte fue aumentando progresivamente su actitud y su constancia en la preparación.

¿Qué le diferencia de la mayoría para haber tenido una progresión tan "geométrica", casi "exponencial"?. Además de una gran ambición, algo imprescindible, un muy buen nivel intelectual.

Aunque creo que hubiese sido mejor para él permanecer más tiempo en nuestro equipo, confío en su triunfo en la NBA.

A pesar de todo, si me veo obligado a elegir, prefiero el riesgo de una marcha prematura de un jugador con ambición a otro que se acomode.

Me gustaría ser justo con él y explicar algunas cosas que servirán también para que otros se den cuenta de la importancia de estos aspectos que habitualmente no se valoran.

Esfuerzo y formación integral.

Cuando Pau pasó a jugar en el Barça B, además de los entrenamientos con el resto del equipo, hacía sesiones de técnica individual a las ocho de la mañana. ¿Qué importancia tiene hacerlos a esa hora en lugar de otra?. Pues realmente ninguna, si no fuese porque el motivo era que ese horario le permitía compaginar el entrenamiento con sus estudios de Medicina. La mayoría de jugadores "profesionales" de esa edad no han terminado el bachiller y no piensan en estudiar (en muchos casos no ya una carrera, sino ni siquiera terminar los estudios elementales); y tampoco en trabajar en nada, solamente piensan en jugar al baloncesto y tener una vida lo más cómoda posible desde el punto de vista físico e intelectual. En el caso de Gasol, eso le sirvió, además de para aprender los fundamentos, para disciplinarse en el trabajo y para continuar formándose intelectualmente.

Creo que es muy importante tener una buena formación integral. No se pueden despreciar otros aspectos para trabajar exclusivamente en los fundamentos del baloncesto y en la preparación física.

Además de las cualidades naturales que tenga cada uno, suelen ser decisivos los profesores, los entrenadores y... los padres. En este caso sólo conozco suficientemente a sus entrenadores, pero no me cabe duda de la influencia positiva de los otros miembros de su entorno. Esto hoy en día es cada vez menos frecuente, pues muchos padres en lugar de exigir a sus hijos sólo reclaman más facilidades para ellos y son numerosos los profesores que "pasan" ante las dificultades.

Son bastantes los jugadores que son incapaces de mantener la atención durante varios minutos en una charla. Otros no entienden fácilmente lo que se explica. Por último, es difícil escuchar -como Pau lo hace- procesando perfectamente la información que recibe y asimilando al instante lo que es convincente. Para ello hay que tener criterio y una personalidad bien definida.

Hay otro entorno que en este caso, y también en el de Juan Carlos Navarro, se ha conseguido superar: existe en el ambiente una reivindicación "a favor" de los jóvenes jugadores españoles de baloncesto. Se pretende hacer creer que lo más importante para su progresión es darles minutos y protegerles con la no contratación de jugadores extranjeros, ya que así podrán jugar con más facilidad. Esto es erróneo, desde mi punto de vista, ya que les conduce en muchas ocasiones a esforzarse menos y a quejarse más, porque no se les "dan" oportunidades. Mi convicción es que las oportunidades hay que ganárselas.

En estos dos casos, con sólo veinte años, ambos se lo han ganado todo y han conseguido abrirse camino en un equipo con dos extranjeros, tres comunitarios y dos comunitarios B, además de otros jugadores españoles más veteranos que ellos. Pau ha sido el mejor jugador del equipo, tanto en la Liga Europea, en la Copa del Rey como en los Play-off de la ACB -ha sido también el MVP global de estas dos competiciones- y Juan Carlos ha sido el tercer jugador del equipo en minutos de juego y en anotación.

Además, todo eso lo han conseguido en un equipo que ha demostrado esta pasada temporada ser el mejor equipo de España, lo que le confiere una importancia adicional, ya que es mucho más difícil destacar en un equipo que consigue ganar.


Aíto García Reneses
http://personal.redestb.es/aito