Artículo

Miguel Ángel Cabral: Jerezano cumplidor
"Cuando veo a Darryl Middleton hacer las cosas que hace con la edad que tiene, me dan ganas de volver", aunque reconoce que acabó "algo saturado porque la exigencia es máxima"

Miguel Ángel Cabral, en una imagen reciente

Redacción, 25 Jun. 2013.- Buen jugador, mejor persona. Parece que esto lo escribe Moncho Monsalve, ¿no? En fin, por ahí van los tiros con Miguel Ángel Cabral, uno de esos profesionales obsesivos que siempre hacen lo que se les ordena sin alzar la voz. En casi todos los sitios por donde pasó acabaron contentos con lo que demostró en la pista y con lo que transmitió fuera de ella: compromiso, identificación, adaptación.

Cabral era un ‘3’ con una etiqueta más bien de jugador defensivo. Tenía un físico potente (1,98, pero mucho músculo) y eso en los 90 significaba emparejarte con el alero norteamericano de turno. En ataque no se le pedía mucho. Posteriormente demostró que podía anotar más de lo que lo hizo, pero ya digo que no era de los que reclaman balones para sentirse a gusto.

>> Conoce su historia de la mano de Javier Ortiz, en Espacio Liga Endesa



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos