Artículo

NBA 2K13, más y mejor
NBA 2K13 está a la vuelta de la esquina y llegará a las tiendas el 5 de octubre. "Cada vez es más real", explica Marc Gasol, protagonista de la portada española de un juego que presenta al Dream Team original de 1992 y cuenta por primera vez con comentarios en español. Roc Massaguer analiza el juego y te traemos los mejores vídeos



Madrid, 13 de septiembre de 2012.- "Más grande, mejor". Así se presenta cada año la nueva entrega de la saga líder en los videojuegos de baloncesto, y la edición NBA 2K13 no es una excepción. Como el padre orgulloso que considera que su hijo realmente es el más guapo del mundo, el productor Rob Jones recalca que está especialmente orgulloso del paso adelante que ha dado, de nuevo, la franquicia.

Es cierto que todos los padres creen que sus hijos son los más guapos… pero algunos tienen razón. Y tras lo visto en la presentación del NBA 2K13 el pasado miércoles en Madrid, parece que ese es el caso de esta nueva versión de la saga. Con Marc Gasol, presente en la portada ("voy a llevarme una copia a EEUU para enseñársela a mis compañeros", asegura) y una de las estrellas del acto, como estandarte, las novedades del juego de este año subrayan, quizás más que nunca, la ilusión puesta en un proyecto que ya hace algún tiempo desbancó sin paliativos a la competencia.

El juego, que se lanza el 5 de octubre en España, contará por primera vez con comentarios y textos íntegramente en español, a cargo de los reputados periodistas deportivos Sixto Miguel Serrano, Antoni Daimiel y Jorge Quiroga. Se trata de la primera localización (adaptación específica para un territorio) de la saga en todo el mundo y ha sido el fruto del empeño y la implicación, prácticamente a nivel personal, del staff de 2K España y del propio Antoni Daimiel durante varios años.



Con cariño

Uno puede hacer las cosas de muchas maneras, pero con cariño es sin duda una de las mejores. Se nota en la forma en la que Jones, Daimiel o el propio Marc Gasol hablan de él. "Me hace especial ilusión porque este el juego al que yo juego, el que considero el mejor", asevera el periodista.

"Cada vez es más real", repite una y otra vez Gasol en las entrevistas con la prensa, mientras revela que juega mucho a la saga y que "siempre juego con mi equipo, aunque no tiro siempre yo… más bien intento jugar circulando el balón". La exigencia en la localización se tradujo en más de 200 horas de sesiones de grabación y un sacrificio importante por parte de las voces: "lo que más costaba eran las sesiones de gritos", confiesa Daimiel, quien es conocido por un estilo mucho más calmado. Por eso, quien quiera escucharle gritar "tendrá que jugar muy bien y hacer algo realmente meritorio". Su compañero Jorge Quiroga añade que "en un partido pasan muchísimas cosas, pues imagina grabar frases para toda una temporada". Eso sí, de momento no habrá crónica en rosa de la NBA en el juego: "habría que actualizar muy a menudo, la vida personal de los jugadores cambia demasiado deprisa", bromea Daimiel.



Rob Jones (amante del baloncesto de finales de los 80, en especial de los "Bad Boys" de Detroit) confiesa que conseguir el Dream Team de 1992 era un sueño que por fin se ha hecho realidad gracias a la influencia y, de nuevo, implicación del rapero Jay Z, productor asociado del juego, quien convenció personalmente a Charles Barkley para que cediera sus derechos, abriendo la puerta a conseguir la plantilla completa original de ese equipo de leyenda, representado por primera vez en esta generación de consolas.

Y así se explica un resultado tan sólido como valiente, gracias a la estrecha relación entre el producto, la profesionalidad y los gustos de cada uno de los participantes en el NBA 2K13. En cada mejora y en cada decisión se nota el amor por el juego y las ganas de hacer un producto para los fans.

Como aficionado al juego, debo confesar que las mejores de movilidad (el stick derecho sirve ahora para controlar el balón en el bote), de inteligencia artificial, de defensa y de pase son lo que el juego necesitaba. "A veces, el modo de juego de MyPlayer resultaba un poco frustrante, por la interacción con tus compañeros. Nos dimos cuenta y lo hemos mejorado", confiesa Jones.

Se siente distinto, es distinto

Este tipo de franquicias (especialmente las deportivas) que sacan un juego nuevo cada año, se ven apresadas en una contradicción interesante: cuanto más acertadas y mayores sean las mejoras, más difícil será superarlas al año siguiente. Lo que produce que a veces, no haya demasiada diferencia entre una edición y la posterior, o que la voluntad de innovar a toda cosa obligue a tomar malas decisiones (como sin duda ha pasado varias veces en esta saga).

Sin embargo, con la oportunidad de probar el juego, uno se da cuenta de que se siente diferente a los anteriores. El nuevo sistema de control del balón lo acerca más a la naturalidad y a ese objetivo casi inabarcable de que uno juegue en el videojuego como jugaría en la cancha con sus amigos. Un objetivo lejano, pero cada vez menos.

Las animaciones (más, nuevas, mejores) van añadiendo una fluidez al continuo del juego del que sólo nos damos cuenta si miramos atras hacia títulos anteriores. Bastan 5 o 10 minutos de juego para notar los choques, el realismo del ritmo de juego, la suavidad en las transiciones de movimiento y una ambientación que ya es excepcionalmente fiel a la retransmisión televisiva.

NBA 2K13, a punto de salir a la venta

Más personalización y nuevos modos de juegos

Aparte de la inclusión del Dream Team de 1992 y el Team USA que se llevó el oro en Londres 2012, el juego ofrecerá un DLC (contenido descargable, gratis si se reserva el juego) con el fin de semana de las estrellas, que vuelve a la franquicia, el modo de juego MyTeam (mezcla de Fantasy Basketball y colección de cromos), un nuevo sistema de puntos de experiencia (dinero que se consigue jugando a cualquier modo de juego y sirve para desbloquear personalizaciones y mejorar tu personaje), los signature skills que perfilan mejor las cualidades de los grandes jugadores y una mayor profundidad en el modo MyPlayer (renombrado ahora como MyCareer) como principales novedades.

Y ese me parece el aspecto más interesante de lo presentado: las personalización. Jones explica que "en los últimos años nos habíamos centrado en las leyendas y en acercar los jugadores clásicos a la actualidad, pero ahora queremos conseguir que el usuario viva toda la experiencia de ser un jugador de la NBA. No sólo en la cancha, como hasta ahora, sino a todos los niveles". Así se puede consultar su cuenta de Twitter, elegir la ropa que lleva, controlar las charlas con el General Manager, hasta escoger qué bailecitos realiza en la previa de los partidos para animar a los suyos. En definitiva, una experiencia total.

Marc Gasol, portada del NBA2K13 (Foto EFE)

No todo es perfecto, quedan muchos retos para próximas ediciones

Pero no todo es bueno, por supuesto. Lo poco que hemos podido escuchar de los comentarios en español ha dejado buen sabor de boca, pero no parece poder igualar el altísimo nivel de los comentarios originales en inglés (eso sí, el usuario podrá elegir cuáles quiere escuchar en su consola). Es un primer paso, importantísimo, que se espera que vaya seguido de otros para poder alcanzar la experiencia original, sobre todo añadiendo más y más frases, la única forma de mejorarlo.

Sin duda, la mayor crítica que se le puede hacer al juego es la ausencia del modo Pandilla (o Crew en el juego original). Este modo de juego, que apareció por última vez en la edición de 2011 y desapareció en 2012, para disgusto de los hardcore fans, también había nacido de una pasión personal: "Yo quería emular en el juego lo que vivía jugando al FIFA con mis 10, 12 o 15 amigos online. Se nos ocurrió eso y lo implementamos", explica el productor del juego Rob Jones.

El modo de juego cuajó porque, además de los jugadores de la liga, uno podía elegir para los partidos online a su jugador del modo MyPlayer para jugar con los amigos. Algo que unió de forma extraordinaria la comunidad de jugadores. Sin embargo, las dificultades técnicas provocaron que se planteara eliminar ese modo de juego de la edición de 2012. "Queremos que la experiencia online sea lo mejor posible para todos los jugadores", argumenta Jones, quien asegura que reciben muchas peticiones de fans para que vuelva el modo Crew, pero ese interés no se traduce después en cifras de usuarios jugando.

Y por último, el mayor defecto de todos: la valoración de Marc Gasol (83 de global, por los 87 de su hermano Pau). "Eso pasa porque la valoración no la hago yo, que sino…", amenaza el hermano menor entre risas.

Roc Massaguer
@rmassaguer
ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-