Artículo

Ricky y Navarro saltan de Vistalegre a París (78-84)
El Regal Barça añadió la última pieza que le faltaba para la excelencia. Ricky Rubio se unió a Navarro para asaltar de nuevo Vistalegre. El Real Madrid se acercó, igualó, pero nunca fue capaz del esfuerzo último para dar el vuelco. Ese del que privaron las dos estrellas que llevan a los blaugrana a París


Ricky volvió y decidió (Foto Euroleague/Getty)

Redacción, 1 Abr. 2010.- El Regal FC Barcelona ha tomado Vistalegre por tercera vez en la temporada. Y el doblete en Madrid lleva a París. Con Ricky Rubio y Juan Carlos Navarro de nuevo activos (y de qué manera) el Regal Barça recuperaba todo lo que en algún momento de la serie no tuvo. El binomio combinado (40 puntos y 48 de valoración) y funcionando de forma estelar vuelve al equipo extraordinario. Lo suficiente como para derrotar al eterno rival en su casa un par de ocasiones en tres noches. Casi nada.

El Real Madrid jamás perdió la orilla. Como en casi toda la serie. Pero desfalleció en el esfuerzo extra. Golpeó sin noquear, clavó sin matar, sopló pero sin tumbar. Y su rival no perdió la templanza cuando la tormenta más arreciaba. Ni el impacto Llull fue suficiente para deshacerse de un rival con tantos argumentos al que parece que sólo es posible vencerle rozando el partido perfecto y llevando una iniciativa que, si logra, le conduce a la Final Four.

La primera ventaja siempre es clave

Para empezar, Ettore Messina planteaba un quinteto diferente al que acostumbraba: con Sergio Llull y Travis Hansen en las alas, por el habitual Kaukenas-Jaric. El Regal Barça continuaba buscando a Mickeal al inicio y Garbajosa daba esos buenos primeros minutos que vienen caracterizándole de forma marcada. Navarro empezaba activo, con una bomba que colocaba el 4-6. La velocidad del inicio deshacía lo conocido, tan extraño en la encendida anotación, agudizándose la belleza del duelo Tomic-Lorbek. De inicio, el segundo forzaba al primero y, sin sacar la falta, lograba anotar en gancho. Pero es que el esloveno no podía parar al croata en el poste bajo, facilitando la finalización de Ante, que ponía el 8-6 para los suyos. Acto seguido era Prigioni el que servía la canasta en bandeja para el gigante croata, inmaculado cerca del aro, obligando a que Fran Vázquez tomase el relevo de Lorbek en el emparejamiento.

Los ataques se sucedían con una velocidad desconocida hasta el momento en la serie, con 4 puntos de Navarro y Llull forzando en ataque. Una velocidad que no iba reñida con el acierto exterior, pues el Regal Barça encadenó un 0/4 que mantenía la igualdad: 12-10 para los madridistas, hasta que Basile se salió con uno de los suyos, contestado inmediatamente por un increíble Garbajosa, que sumaba 9 puntos (todos los que anotaría en el encuentro) haciendo de referencia ofensiva con el 17-13 en el luminoso.

El buen trabajo de Fran bregándose con Tomic por delante, para impedir directamente que recibiera, impedía que éste acabase de brillar. De hecho, el croata se iba al banco a falta de 2:30 tras cometer una falta en ataque que era su segunda (y no acabaría de brillar, terminando con 10 puntos), las mismas que habían llevado a Prigioni a sentarse. A este punto, el choque venía trabándose, retardándose, volviendo a los fueros ya conocidos y, cómo no, con una igualdad que hacía valiosa cada pequeña ventaja: Jaric haciendo de uno, Garbajosa aprovechando los cambios defensivos del Regal Barça, Basile anotando uno de sus ignorantes que daban ventaja a su equipo (17-20) tras un parcial de 0-7...

Aun así, los de Messina parecían un punto por encima en cuanto a control de lo que sucedía en el parquet. Como más cómodo, algo que mostraba un Jaric que le birlaba el balón a Lakovic y acababa el contraataque solo, tras lo que el primer cuarto ya no se movería del 19-20.



Ahora llega Ricky

La excelente circulación ofensiva del Regal Barça daba con un balón de Ricky para el mate de Fran nada más dar comienzo el segundo periodo. La igualdad se plasmaba en esas mínimas diferencias para ambos conjuntos, y en esas apariciones puntuales, ahora un Velickovic que sólo juega los partidos pares, ahora un alley-oop para el finalizador Fran.

Los momentos algo oscuros se encendieron en un par de jugadas de un duelo chispeante: Bullock-Navarro se retaron con un triple cada uno, frente a frente, aunque una falta de Navarro le llevaba al banquillo, mientras el estadounidense exhibía calidad ofensiva en esas apariciones que tan interesantes resultan para la plantilla blanca.

Con Navarro en el banquillo, Ricky Rubio se volvía líder y ponía el partido (y toda la serie) en un punto clave. El base imprimía el ritmo que él quería como nunca lo había hecho en el Playoff. Corriendo, forzando en ataque, reboteando, controlando como acostumbra... Esa magia retomada coincide con los mejores momentos azulgrana, como mínimo en el marcador, pues se iban de 7. Ricky había vuelto, con lo que se añadía otro nuevo y brillante ingrediente para una serie que tiene la extraña habilidad de mostrar grandezas y ensombrecer a grandes.

Aunque el Madrid recortaba, Ricky acababa de redimirse, con un gran 20 de valoración al descanso (10 puntos, 4 rebotes, 2 asistencias y 6 faltas recibidas) que expresaba en plenitud la importancia de cada uno de sus efectos sobre la pista. No sólo era el motor, sino también hacedor.

Mientras Bullock vivía también sus mejores momentos de la serie, aparecía Llull para devolver una igualdad extrema (39-40) desde el 6,25. El final del cuarto arrojaba un balance difícil, aunque con mejores sensaciones para un Regal Barça que, de la mano de Ricky se había vestido de la mejor marca. Los locales no habían acabado de retomar el bloqueo al rival que sí habían conseguido en los dos primeros choques, mientras su ataque seguía sin referente absoluto al que aferrarse ni fluidez suficiente con la que sobresalir. El segundo cuarto les había ido dejando por detrás en el marcador con una dinámica peligrosa: el acercamiento no era un cambio de tendencia. Y en una serie de dinámicas de tan vital importancia en los primeros compases, de tan gran dureza mental para culminar las remontadas, las sensaciones iniciales juegan un papel tan indicador que los barceloneses se iban al vestuario con la superioridad moral necesaria para afrontar el tercer periodo.

Acercarse y no remontar

A los segundos de retomar, Tomic forzaba la tercera sobre Fran, que se iba inmediatamente al banquillo. El croata volvía a tomar la responsabilidad, mientras Ricky, como si no hubiera pasado por el vestuario, seguía volviendo loco a su rival, tanto en ataque, donde se plantaba en el corazón de la zona a su antojo –para gestionar desde ahí con extrema clarividencia–, como en defensa.

Pese a no dar con la fluidez anotadora, el Madrid si que percutía en el rival adecuado, pues también mandaba a Mickeal al banquillo y lograba el bonus a falta de más de 7 minutos de cuarto, lo que sería vital para que el equipo siguiera sumando y penalizando la defensa de los culés durante el resto del periodo.


Sergio Llull no anduvo lejos de lograrlo (Foto EFE)

A Rubio se le sumaba la genialidad de Navarro, que se sacaba dos triples de la manga para poner un 49-56, formando un referente del que el Regal Barça no había gozado en adición durante los 120 minutos anteriores. Entre medio, Llull había anotado uno, mostrando que no sólo los partidos instaurados en la locura son los suyos, que también puede sobresalir en la normalidad aparente.

Los tiros libres y el triple de Hansen (un parcial de 7-0 de los que sirve para volcar partidos) hacía que volvieran las tablas (56-56). Pero nada más de ahí. Un frustrante acercamiento, un esfuerzo extra sin lograr nada más de la igualdad. El Regal Barça no se desmoronaba, mantenía una paciencia y una cordura que llegó a perder por momentos en el Palau. Eran esos atributos los que no le apartaban del liderazgo en el marcador. Aun sufriendo, con el Real Madrid apretando al máximo y dejando el tercer cuarto en 62-65, un marcador que bien podría haber sido final en los dos primeros encuentros de la serie.

Como un desesperante y constante golpe contra un muro, el Madrid se acercaba pero no salía. Lo daba todo, pero ya fuese un triple de Lorbek para contestar a Jaric, errores en ataque que no permitían acompañar el gran trabajo de Felipe Reyes (11 tantos), Navarro apareciendo cogiendo la responsabilidad que debía tomar... Siempre había algo que no lograban saltar.

El encuentro se instauraba en la máxima tensión, se moría por los balones sueltos. Las canastas tenían doble valor y los errores multiplicaban la penalización. A todo esto, llegó el momento de las estrellas: Ricky forzó la penetración y Navarro se inventó otro triple. Los dos héroes habían llegado y o encontraba el Madrid a los suyos, o podía perder de vista París. El 68-75 daba la calma para jugar con cuidado extremo, circular tranquilamente en ataque y conseguir la máxima distancia (+9).

El contraste estaba en el banquillo del Madrid, con las caras de poema que enseñaba la retransmisión de la Televisió de Catalunya. Volvía esa maldita sensación, esa por la que un parcial de 4-0 no les hacía venirse arriba como poseídos, porque el Regal Barça seguía haciendo lo que debía. Era el momento de Llull (20 puntos, culminando un gran encuentro), opositando a héroe de los merengues. Por lo pronto, hacía que Vistalegre pensara que todavía era posible. Algo que sólo sucedería si el Regal Barça dejaba de hacer lo que debía; o si le forzaban a ello. Pero no sucedía. Y París no espera sucesos. A París se llega con acción. El final del encuentro la tuvo, el Madrid estaba a 4 entrado el último minuto. Pero el error de Llull, los tiros libres anotados de Ricky y el control final lo valen todo. El Regal Barça se convierte en el primer finalista de la Euroliga allí donde más duele, en Vistalegre.



REAL MADRID78
NNombreMinPT2T3TLR.T.RDROASBRBPTFTCFPFRVAL
4TOMIC, ANTE 22:28104/8 -2/2 22 21 535
5PRIGIONI, PABLO 17:012-0/4 2/2 44 4 237
6HANSEN, TRAVIS 26:2860/2 1/2 3/4 33 4 2 249
7LAVRINOVIC, DARJUS 13:45 -0/1 - 11 1 -2
8JARIC, MARKO 20:5842/3 --44 221 1110
9REYES, FELIPE 17:11114/6 0/1 3/3 532 2314
13KAUKENAS, RIMANTAS DNP - ---- - - - - - - - - - -
14VELICKOVIC, NOVICA 20:2283/6 0/1 2/2 6241 1 329
15GARBAJOSA, JORGE 19:1393/5 1/2 -4221 1 318
20VIDAL, SERGI DNP - ---- - - - - - - - - - -
22BULLOCK, LOUIS 16:2881/3 1/2 3/3 2 322
23LLULL, SERGIO 26:06205/7 3/5 1/1 1 1 5213
Total7822-406-1816-173322111331110272179

REGAL F.C. BARCELONA84
NNombreMinPT2T3TLR.T.RDROASBRBPTFTCFPFRVAL
5BASILE, GIANLUCA 23:2260/1 2/6 - 1 1 -1
8TRIAS, JORDI DNP - ---- - - - - - - - - - -
9RUBIO, RICKY 23:17192/6 2/3 9/11 5322 1 3924
10LAKOVIC, JAKA 16:432-0/2 2/2 11 1 1 34
11NAVARRO, JUAN CARLOS 25:07214/4 4/8 1/3 331 2624
17VAZQUEZ, FRAN 18:4684/7 --743 1 4 9
21NDONG, BONIFACE 09:2520/1 -2/2 1 121
23MORRIS, TERENCE 18:593-1/3 -11 1 1
24SADA, VICTOR 00:59 ---
25LORBEK, ERAZEM 31:30145/5 1/2 1/2 642 11 2420
33MICKEAL, PETE 19:5462/4 -2/2 11 413
44GRIMAU, ROGER 11:5831/2 0/2 1/1 22 1 1321
Total8418-3010-2618-232215786601212789


Árbitros: Lazaros Voreadis (GRE), Christos Christodoulou (GRE) y Jakub Zamojski (POL). Llull fue eliminado por cinco personales en el minuto 40.
Incidencias: Cuarto partido de la eliminatoria de cuartos de final de la Euroliga disputado en el Palacio Vistalegre ante 13.700 espectadores.

David Vidal
ACB.COM

Últimos artículos relacionados con F.C. Barcelona
Últimos artículos relacionados con Real Madrid C. De F.
Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos