Artículo

Navarro: Martes de resurrección
Navarro no quiso esperar al domingo para resucitar y demostrar que su mala racha sólo fue una tormenta en un verano del sol constante. Juan Carlos se hizo más grande en Vistalegre, eclipsando el 0/10 en triples con 24 pt que bien valen un 2-1


Juan Carlos Navarro, heroico (Foto EFE)

Redacción, 31 Mar. 2010.- ¿Qué le pasa a Navarro? ¿Por qué ha bajado su nivel de juego Navarro? ¿Hasta cuándo va a seguir así Navarro? No han debido de ser unos días fáciles para Juan Carlos, aburrido de escuchar la misma cantinela, idénticas preguntas y las críticas de Perogrullo.

MVP de la Euroliga 2009, del Playoff ACB y de la Supercopa, el referente del líder, con un verano soberbio coronado con el oro de Polonia y una temporada espléndida en cuanto a regularidad y puntos, su inspiración dijo basta. Así, sin más. La magia se tomó sus vacaciones, las actuaciones estelares podían esperar.

Evaporada su musa, el desacierto nubló su gran año, con porcentajes jamás vistos en la carrera del jugador. En los últimos 6 partidos ACB, tres valoraciones negativas y un 3 de 31 en triples. En Euroliga, entre los dos primeros choques de cuartos, un 0/10, con otro extraño -2 de propina.

Y vuelta a escuchar las preguntas, las dudas y unos debates que el escolta del Regal FC Barcelona disipó en Vistalegre. No tardó mucho en hacerlo. Impulsó el despegue barcelonista con 7 puntos en los primeros minutos. Sin fallos, no tocaban. Y en el ambiente ya se percibía que la versión errática de los primeros dos duelos de la serie fue sólo un espejismo, un paréntesis, una tormenta de verano que no puede hacer sombra al sol.

Un triple de 9 metros por aquí, una certera ayuda defensiva por allá. Bombona de oxígeno, UCI móvil para dar aire a un equipo que no se sintió cómodo en los 80 minutos anteriores de la serie y que temía el 1-2 en contra. Sus compañeros, contagiados de su estado trascendental, desafiando al fallo y a un Real Madrid que volvía a sentir el escalofrío de Copa, Liga y Supercopa.

Un triple de Navarro supuso el punto álgido del encuentro para el Regal FC Barcelona, un portentoso 23-46 poco antes del descanso, al que llegó con 13 puntos. Más apagado en el tercer periodo, Juan Carlos volvió a emerger con fuerza para apagar la hoguera encendida por el orgullo local con otros 9 puntos que le auparon a unas estadísticas “navarrescas”, mucho menos sorprendentes que su vorágine de fallos en triples de las últimas semanas.


El Real Madrid, víctima de la inspiración de Navarro (Foto EFE)

En total, el escolta de San Feliu acabó con 29 de valoración, merced a 24 puntos, 8 faltas recibidas, 4 rebotes, 2 asistencias y un robo, exhibiendo unos porcentajes de tiro más que brillantes: 4/7 en tiros de 2, 4/6 en triples y 4/4 en tiros libres. El jugador, al término del choque declaraba al micrófono de Victor Lavagnini en Canal33 que su equipo había hecho un buen trabajo que deseaba repetir el jueves, destacando la inspiración, defensa y ritmo favorables a su equipo y explicando con toda la naturalidad el cambio de tendencia en sus números: “Es importante, alguna vez tenía que ser y estoy muy contento de haber ayudado tanto al equipo”.

Navarro no necesitaba doctorarse, porque sus méritos ya están más que probados, pero podrá guardar este partido como aquel que cerró la boca a los que osaron dudar de él. Una vez más. En un marco privilegiado, cuartos de final de Euroliga, la serie igualada y en casa del eterno rival con el público presionando, Juan Carlos decantó la batalla entre talento y táctica en un martes que no fue santo, sino de resurrección. Ha vuelto.

ACB.COM

Últimos artículos relacionados con J.C. Navarro
Últimos artículos relacionados con F.C. Barcelona
Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos