Artículo

Caja Laboral repite los errores del pasado y vuelve a caer en Moscú (83-63)
El Caja Laboral desperdició la oportunidad de vencer en Moscú con una mala segunda parte (83-63). El buen comienzo de partido creó esperanzas de victoria, pero la fría salida tras el descanso y el despertar anotador de Siskauskas (14 puntos) acabó con los sueños de victoria baskonistas




El Caja Laboral pagó con la derrota su fría segunda parte (Foto Euroleague/Getty)

Redacción, 25 Mar. 2010.- El Caja Laboral deberá apelar a la épica para estar en la Final Four de París después de repetir los errores del primer día y volver a perder frente al CSKA de Moscú (83-63). Los vitorianos mejoraron la imagen del martes pero fue insuficiente porque en la segunda parte fueron desbordados por el acierto anotador del perímetro moscovita.

El arranque de partido hizo albergar esperanzas de que la historia podía ser distinta. La facilidad con la que se vio aro en el primer cuarto y la mayor actividad defensiva hacían pensar que el equipo de Dusko Ivanovic plantaría cara a un rival que salía adormecido al encuentro.

Sin embargo, fue un espejismo y cuando Ramunas Siskauskas (14 puntos y 19 de valoración) y, sobre todo, Zoran Planinic (12) entraron en acción el partido cambió de rumbo y navegó al terreno más deseado por los locales. Por segunda noche consecutiva, Planinic se convirtió en una pesadilla para los vitorianos siendo el amo y señor de una segunda parte donde Caja Laboral dejó de existir.

Pese a todo la derrota del Caja Laboral no tiene el nombre propio de ningún jugador ruso, sino el de los propios vitorianos que después de completar una buena primera parte tiraron por la borda todo ese esfuerzo con un mal tercer cuarto (24-11 fue el parcial en esos 10 minutos). Y es que cuando el partido requería de más personalidad, Caja Laboral se vio superado por la intensidad del adversario. Del 35-30 se pasó al 47-32 y ahí acabó la historia del encuentro.

En la mente de los vitorianos pesó la dura derrota del primer día y pronto bajaron los brazos, no hubo reacción y, con cada jugador tirando por su cuenta, el final del partido repitió las sensaciones vividas el martes. El despertar anotador de Vyktor Khryapa (14 puntos, seis rebotes y 22 de valoración) fue el golpe definitivo a la derrota del Caja Laboral.



Caja Laboral salió muy metido en el partido, pero con el tiempo perdió efectividad (Foto EFE)

Un comienzo para la esperanza

La salida del Caja Laboral al partido fue diametralmente opuesta a la del martes. Se trataba de un equipo distinto, con chispa en las piernas y mirada asesina en su juego. Los hombres de Dusko Ivanovic no esperaron a que el partido les viniera sino que fueron a por él y la puesta en escena no pudo ser mejor, un triple de Mirza Teletovic ponía el 0-6 de inicio y el lógico tiempo muerto de Evgeny Pashutin.

Todo el equipo estaba metido en el encuentro, pero destacaba la salida de un Fernando San Emeterio (ocho puntos y 17 de valoración) mucho más entonado que en el día anterior. El alero sumaba con facilidad en ataque y colocaba el 4-12 en el marcador. Era un arranque esperanzador, se estaba cerrando el rebote y por fin se podía correr. El partido era cómodo aunque no lo iba a ser por mucho tiempo.

Con Siskauskas perdido (0 puntos en el primer cuarto), tuvieron que aparecer Trajan Langdon y JR Holden para despertar al equipo ruso de su letargo. Dos triples suyos lograron poner el empate a 12 en el marcador y los primeros nervios en los baskonistas. Ni siquiera las tres faltas de Khryapa eran motivo de alegría.

En un visto y no visto, el buen inicio visitante quedaba en nada y eso pareció afectar en demasía a un Caja Laboral que reculó en su intensidad. La precipitación en ataque se convirtió en absurdas pérdidas de balón y cerca del final del primer cuarto el CSKA Moscú se ponía por delante (17-16). Se había perdido la oportunidad de marcar diferencias, pero el Caja Laboral estaba metido en el partido y sólo la mala suerte le impedía irse por delante al final de los primeros 10 minutos.



Siskauskas despertó al CSKA Moscú en un tercer cuarto fatídico para los vitorianos (Foto Euroleague / Getty Images)

Sin claridad de ideas en ataque

El segundo cuarto comenzó con un atasco considerable en ambos equipos, se sucedían las oportunidades para anotar en ambas canastas pero el balón se negaba a entrar hasta que Teletovic, desde más de siete metros, conseguía poner de nuevo a Caja Laboral con una ligera ventaja. Lejos de dar ánimos a los vitorianos, la canasta espoleó a los locales y, de la mano de Holden, lograron tomar el control al partido con un parcial 8-0 que ponía la primera ventaja significativa para el CSKA Moscú.

Si en el primer partido Planinic había llevado el control del partido, hoy era Holden quien, con siete puntos, dominaba a unos bases baskonistas muy desacertados (Ribas y Huertas sólo dieron una asistencia en todo el encuentro).

La efectividad ofensiva se había difuminado con el tiempo, los hombres de banquillo no encontraban la manera de hacer daño en las proximidades del aro moscovita (los interiores estuvieron muy desabastecidos de balones) y desde lejos el recurso del triple no era efectivo. El parcial creía hasta el 15-2, el Caja Laboral perdía el control del mismo y, lo que era peor, perdía el control del marcador (34-23).

Más de tres minutos sin anotar ponían en peligro el resultado, pero si adelante no se anotaba, en defensa sí se trabajaba bien y se cortaba la fluidez anotadora de un CSKA de Moscú al que la presión vitoriana le incomodaba y no conseguía distanciarse.

Las luces de emergencia se disparaban, pero el Caja Laboral no perdía la fe en el partido y conseguía minimizar el daño con un nuevo triple de Teletovic (máximo anotador vitoriano con 11 puntos) y una canasta in extremis de Pau Ribas. Al descanso la diferencia sólo era de cinco puntos (35-30) y la sensación es que el equipo estaba respondiendo a los impulsos rusos. Había que ajustar en ataque, pero la defensa era buena y por ahí creían las esperanzas vitorianas.



La serie viaja a Vitoria este martes donde el Caja Laboral buscará su primer triunfo (Foto EFE)

Siskauskas despierta al CSKA Moscú

En un partido tan igualad lo que el Caja Laboral no podía permitirse era un solo segundo de relajación y eso fue lo que precisamente sucedió en el comienzo del tercer cuarto. Parecía mentira que con lo que se había luchado para mantener vivo el partido durante 20 minutos en dos se pudiera perder, pero así fue.

Los baskonistas regresaron al choque desconocidos, no tenían frescura de ideas en ataque y en defensa no podían para a Planinic. El CSKA conseguía rápidamente un parcial 12-2 y se escapaba en el marcador (47-32). Siskauskas, que en toda la primera parte sólo había metido seis puntos, comenzaba a matar el partido con dos triples que se hundían como puñales en el corazón baskonista.

El paso por los vestuarios había servido para activar en defensa a los rusos y desconectar a los vitorianos, el panorama era gris oscuro, pero se tornaría en negro cuando a falta de dos minutos para terminar el cuarto el CSKA Moscú se iba 23 puntos arriba (59-36).

Si en la primera parte el choque tenía ritmo, ahora éste era inexistente porque el partido se dormía en las manos de un Zoran Planinic que mataba a su ex equipo con una excelente dirección. Holden compartía perímetro con el croata y actuaba de verdugo con un triple mortal. La reacción postrera vitoriana sonaba a poco porque Teletovic y San Emeterio, los hombres más enchufados, habían desaparecido por completo (59-41).


Partido diferente pero mismo final

El tercer cuarto había demostrado que el deseo de los moscovitas había sido más grande que el del Caja Laboral y ahora sólo restaba saber si los últimos 10 minutos servirían para ver entrar en acción el orgullo de los de Ivanovic. Aunque quizá fue un exceso de orgullo lo que provocó la falta antideportiva de Sean Singletary que mataba la poca emoción que tenía el choque ya por entonces.

Por segundo partido consecutivo, el Caja Laboral vivía tristemente un último cuarto sin emoción. Singletary buscaba sin éxito revolucionar el partido pero era demasiado tarde. Ni siquiera los puntos de Lior Eliyahu evitaban el deseo visitante de que el encuentro terminara cuanto antes. La herida sólo podía ser más grande.

Habrá que esperar a Vitoria para encontrar la reacción de Caja Laboral porque en Moscú sólo ha podido hacer frente al rival durante dos cuartos, escaso tiempo si se quiere estar en Paris. El calor de la afición y la mejora anímica y física de jugadores importantes como Splitter o English (-6 de valoración hoy) son los argumentos en los que se debe basar la esperanza vitoriana.

CSKA MOSCÚ83
NNombreMinPT2T3TLR.T.RDROASBRBPTFTCFPFRVAL
5KURBANOV, NIKITA 04:09 0/1 --11 1 12
9SISKAUSKAS, RAMUNAS 33:09143/5 2/3 2/2 33 431 3219
10HOLDEN, J.R. 30:01102/2 2/9 - 13 7
13MENSAH-BONSU, POPS 11:42104/6 -2/4 3211 1 1313
15ZABELIN, ARTEM 01:49 0/1 -- -1
18PONKRASHOV, ANTON 04:1721/1 --11 2 1
20VORONTSEVICH, ANDREY 13:43 0/3 0/1 -5233 2111 1
21LANGDON, TRAJAN 25:47122/2 2/5 2/2 1 1 41 4514
24KAUN, SASHA 18:5794/5 -1/2 853 113214
30SOKOLOV, DMITRY 01:49 ---
31KHRYAPA, VIKTOR 33:49144/5 2/3 -6513222 4322
34PLANINIC, ZORAN 20:48124/8 1/2 1/1 4 2 1239
Total8324/399/238/1131229171210531919103

CAJA LABORAL63
NNombreMinPT2T3TLR.T.RDROASBRBPTFTCFPFRVAL
4RIBAS, PAU 24:4693/3 1/3 -422 12 2210
7SINGLETARY, SEAN 14:154-1/2 1/4 1 14 1 224
9HUERTAS, MARCELINHO 10:2030/1 1/1 -1 1114 1
11ELIYAHU, LIOR 15:22105/8 --31211 113
12TELETOVIC, MIRZA 28:27111/1 3/7 -55 2 13410
19SAN EMETERIO, FERNANDO 33:2183/6 0/3 2/2 541422 1717
21SPLITTER, TIAGO 21:57115/11 -1/2 4221 222326
23ENGLISH, CARL 18:3221/3 0/4 -1 1 12 -6
24OLESON, BRAD 13:56 -0/1 -11 31-2
35HERRMANN, WALTER 12:0930/1 1/2 - 1 12 -1
42BARAC, STANKO 06:5521/3 --11 21 1 -1
Total6319/377/234/83119121161535191956

Árbitros: Jungebrand (FIN), Chambon (FRA), Pukl (SLO). Sin Eliminados.

Incidencias: Segundo partido de cuartos de final de Euroliga disputado en el Universal Sports Hall de Moscú ante 4.500 espectadores. El CSKA domina la serie por 2-0.

Álvaro Paricio
@Alvaropc23
ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos