Artículo

Scariolo: "Traje a Raül y Cabezas para que den el espíritu y la mentalidad"
El entrenador del Khimki ha repasado la situación de su equipo, apuntando que "nuestras limitaciones son claras en términos de talento y experiencia", algo que tratan de suplir con defensa. Además, repasó el panorama del baloncesto europeo y apuntó que lo que necesita la selección italiana es "generar el placer de jugar para la selección, crear la unión, el deseo de participar"


Scariolo apunta a limitaciones de talento y experiencia en su equipo (Foto EFE)

Redacción, 1 Dic. 2009.- El entrenador italiano del Khimki ruso, Sergio Scariolo, ha respondido a las preguntas de los aficionados en un Fan Mail de Euroleague.net, en el que repasó la actualidad de su equipo, además de hablar sobre la selección española y comentar someramente el estado del baloncesto europeo.

En lo que se refiere a la actualidad del Khimki, destaca la ayuda que supuso para él tener a Raül López y Carlos Cabezas a su lado, teniendo en cuenta que nueve de los jugadores del club eran nuevos y que él se incorporó tarde a la pretemporada por la disputa del Europeo de Polonia: “Tenerlos a ellos, que no eran del todo nuevos para mí, me fue de gran ayuda”. Además, en el apartado baloncestístico, explica que los llevó a Rusia para que “den el espíritu y la mentalidad para trabajar y competir, para mantenernos unidos como un verdadero equipo”.

En relación a Timofey Mozgov, uno de los pívots más prometedores de Rusia, como demostró en la última fase de la temporada pasada y en el Europeo, Scariolo cree que “las expectativas sobre él son mayores ahora”. “Debe centrarse en su juego, desde un punto de vista puramente baloncestístico, porque aún tiene un gran margen de mejora. Sólo ha jugado baloncesto profesional serio durante un año, así que tiene que adquirir mucha más experiencia en la pista”, comenta sobre Mozgov.

El Khimki marcha colíder del Grupo D de la Euroliga, con un balance de 4-1, empatado con Real Madrid y Panathinaikos. Un buen inicio que le abre las puertas del Top16 en la primera participación del club ruso en la competición continental. Y eso que, según el preparador italiano, “nuestras limitaciones son claras en términos de talento y experiencia”. Por eso, apunta que “estamos tratando de mejorar en defensa, algo que depende de nuestro trabajo diario más que de nuestro talento”.

En lo que al baloncesto europeo se refiere, Scariolo ha sido cuestionado sobre la llegada de jugadores NBA a Europa, acrecentada los últimos años. La primera parte de esta tendencia la atribuye a aspectos puramente económicos: “Había buenas ofertas, que hacían que para los jugadores fuese más conveniente jugar en Europa que no en la NBA”. Aunque espera que la segunda fase responda a criterios únicamente baloncestísticos: “Espero que los jugadores que no estén preparados para la NBA, o que lo hayan probado y no hayan cumplido sus expectativas, vuelvan. La mayoría de las ocasiones, estos jugadores todavía son jóvenes y tienen tiempo de hacer una buena carrera en Europa”. Asimismo, espera que en los próximos años la lista de regresados aumente, aunque apunta a la crisis económica como elemento que puede impedirlo.

Preguntado sobre el mal momento que atraviesa el baloncesto italiano (la selección no se clasificó para el Europeo y, a nivel de clubes, sólo el Montepaschi da el nivel en Europa), lamenta la tiranía del conjunto de Siena: “No es bueno que haya un equipo tan superior al resto”. A nivel de selección, señala a la química: "Lo primero es generar el placer de jugar para la selección, crear la unión, el deseo de participar. Además del nombre del entrenador o de los jugadores, hay que crear una buena atmósfera, para que todo el mundo esté feliz de participar y eso haga más fácil el trabajo del entrenador”. En estos momentos, la selección azzurra no tiene entrenador, tras la marcha de Carlo Recalcati, que se espera que tenga sustituto este mes de diciembre.

ACB.COM

Últimos artículos relacionados con S. Scariolo
Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos