Artículo

El cuarto mágico del Real Madrid, así fue el parcial 20-0 al campeón
Durante ocho minutos el Real Madrid minimizó a todo un campeón de la Euroliga. Un extraordinario Sergio Llull lideró unos minutos mágicos donde el conjutno blanco logró endosar al Panathinaikos un parcial de 20 a 0


Sergio Llull fue la bomba que dinamitó el partido (Foto Euroleague/Getty)

Redacción, 5 Nov. 2009.- No parecía ser la mejor noche para destronar al rey de Europa. El Real Madrid no comenzó bien su partido y eso que Panathinaikos llegaba al choque sin su líder, el lituano Sarunas Jasikevicius.Quizá el base no estuviera, pero si estaban otros igualmente geniales como Diamantidis, Spanoulis y un soberbio Drew Nicholas.

Una racha de triples impulsaba al equipo verde, una maquina perfectamente engrasada que parecía iba a triunfar en su visita a Madrid ¡Pero no! El conjunto de Ettore Messina cambió de cara con el cambio de cuartos y dio todo un recital de juego.

Fueron 10 minutos mágicos donde se rozó la perfección. No son para menos estos calificativos porque si no ¿cómo si no se puede describir un parcial 20-0 al campeón de la Euroliga? Como lo oyen, durante más de ocho minutos el Panathinaikos estuvo sin anotar, completamente noqueado por la colosal defensa blanca. Messina volvía a remontarle un partido a Obradovic (aunque en esta ocasión la remontada sí tendría final feliz)

Fueron momentos de gran brillantez defensiva, donde Sergio Llull, con su habitual garra y derroche físico, lideró la reacción del Real Madrid. Al Panathinaikos se le cerraron las puertas de la canasta blanca y comenzó a ver como su incontestable dominio era rebatido por su rival.

Y eso que al Real Madrid le costó despegar ofensivamente. Mientras Zeljko Obradovic se desesperaba en la banda viendo como su equipo sufría para no perder la posesión (Panathinaikos perdió 12 balones antes del descanso), el Real Madrid no remataba su buen cuarto con ese par de acciones positivas en ataque que dieran sentido a su esfuerzo defensivo.

Pero estas llegaron, vaya si llegaron. Lo hicieron en forma de triples, uno de Jorge Garbajosa y otro del propio Llull para cerrar el parcial de 20-0. Durante ese tiempo, Sergio Llull anotó siete puntos y fue bien secundado por la pareja de lituanos Lavrinovic y Kaukenas, ambos con cuatro puntos, Garbajosa (tres puntos) y Velickovic (2).

No fue hasta que restaban 1:25 para el descanso que Panathinaikos pudo cortar la sangría ofensiva del Real Madrid, fue a base de tiros libres, porque en juego, sólo la canasta inicial de cuarto de Pekovic y un triple lejanísimo de Nicholas había podido superar la tiranía defensiva blanca.

Fueron 10 minutos sensacionales, 10 minutos donde la mejor defensa del Real Madrid neutralizó al gigante griego del Panathinaikos (que venía de anotar 101 puntos al Khimki) dejándole en sólo dos canastas en juego. El Madrid ponía las bases para su triunfo final y, ahora sí, despertaba la ilusión de hacer algo grande en la Euroliga.

Álvaro Paricio
@Alvaropc23
ACB.COM

Últimos artículos relacionados con Real Madrid C. De F.
Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos