Artículo

Panathinaikos - CSKA Moscú: La final de los campeones
La Euroliga coronará este domingo a su nuevo campeón, tras una final en la que se verán las caras los dos grandes dominadores de los últimos años: CSKA Moscú y Panathinaikos. Será un duelo de dos grandes equipos en la cancha y de dos excelentes técnicos en los banquillos


El CSKA Moscú luchará por lograr su segundo título consecutivo, tercero de esta década (Foto Euroleague/Getty)

Redacción, 2 may. 2009.- Los dos últimos campeones frente a frente; los dos equipos que, junto al Maccabi Tel Aviv, han dominado el baloncesto europeo en la última década; los dos técnicos más laureados del momento...

Son muchos los alicientes que rodean la gran final de la Euroliga que disputarán este domingo (20:00 h.) CSKA Moscú y Panthinaikos. Si los moscovitas intentarán revalidar el título que conquistaron en Madrid la pasada temporada, el conjunto heleno espera rememorar viejas glorias y recuperar un trofeo que, lograron por última vez en 2007.

Reedición de la final de 2007

Panathinaikos y CSKA Moscú se vuelven a ver las caras en la final de la Euroliga, como ya sucediera en Atenas 2007. Entonces, ambos conjuntos dejaron en la cuneta a equipos españoles tras las semifinales, los “verdes” al TAU Cerámica, y los “rojos” al Unicaja.

Aquella final fue digna de la calidad de ambos contendientes. En un OAKA lleno hasta la bandera, con la afición ateniense rugiendo en apoyo de su equipo, el partido no defraudó en ningún momento. Fue largo, superando las dos horas de juego, pero la emoción se mantuvo hasta el último segundo.

Aunque fue el PAO el equipo que dominó durante todo el encuentro, pero el CSKA no bajó el ritmo y a punto estuvo de aguarle la fiesta a su rival, dominando en el último periodo y situando el marcador en 87-85 a un minuto para el final. Un reverso de Batiste situó el 89-85 y un tiro libre de Smodis, que erró el segundo, el 89-86 a 21,5 segundos. Finalmente, los lanzamientos desde la línea de personal fueron los que decidieron, otorgando al Panathinaikos su cuarto título continental.

Estadística del partido

10 títulos en el parqué

CSKA Moscú y Panathinaikos son dos de los equipos más laureados del continente y dos de los que más títulos han conseguido desde que se pelea el título bajo el sistema de Final Four. Junto a ellos, el Maccabi de Tel Aviv y la mítica Jugoplastika de Split.

Sin embargo, si nos centramos en la última década, sin duda rusos y griegos han sido los únicos equipos que han podido plantarle cara al Maccabi. Estos tres equipos han conseguido ocho de los diez títulos puestos en juego desde el año 2000, con tres triunfos para el equipo heleno, otros tres para los hebreos y dos más para los hombres de Ettore Messina

Los títulos de los finalistas

EQUIPO TÍTULOS
CSKA Moscú 6 (1961, 1963, 1969, 1971, 2006 y 2008)
Panathinaikos  4 (1996, 2000, 2002, 2007)

Los dominadores desde el año 2000

EQUIPO TÍTULOS AÑOS
Panathinaikos 3 2000, 2002 y 2007
Maccabi Tel Aviv 3 2001, 2004 y 2005
CSKA Moscú 2 2006 y 2008

Los campeones desde el año 2000

AÑO CAMPEÓN
2000 Panathinaikos
2001 Maccabi Tel Aviv y Kinder
Bolonia*
2002 Panathinaikos
2003 F.C. Barcelona
2004 Maccabi Tel Aviv
2005 Maccabi Tel Aviv
2006 CSKA Moscú
2007 Panathinaikos
2008 CSKA Moscú

* En el 2001 hubo dos campeones, el de la Suproleague, decidido bajo el sistema de Final Four, y el de la Euroliga, en un Playoff al mejor de cinco partidos

Duelo de técnicos en los banquillos


Ettore Messina y Zeljko Obradovic, grandeza en los banquillos (Foto Euroleague/Getty)

Si los dos equipos han dominado el panorama baloncestístico en los últimos años, no menos espectacular es el palmarés que presentan los dos técnicos que estarán frente a frente en esta final.

Zeljo Obradovic peleará junto al Panathinaikos para lograr el que sería su séptimo título continental, certificando aún más su condición de entrenador más laureado en la máxima competición europea.

El técnico serbio, además, ha hecho campeón a cuatro equipos diferentes, ya que conquistó el trofeo de la Euroliga con el Partizan, el Joventut, el Real Madrid y el conjunto que ahora dirige, el Panathinaikos, con el que ya ha levantado el trofeo en tres ocasiones.

Y frente a él, el otro gran entrenador europeo, el hombre que ha convertido al CSKA Moscú en un equipo perfecto, incansable ante la adversidad y un auténtico bloque muy difícil de superar. No es otro que Ettore Messina, que con cuatro títulos en su haber ya ha igualado la marca conseguida por grandes nombres como Pedro Ferrándiz, Aleksander Gomelski o Bozidar Maljkovic, a los que podría superar en caso de lograr el título este domingo.

El entrenador italiano logró sus dos primeros títulos con el Kinder Bolonia, sumando dos más con el equipo que ahora dirige, CSKA.

TÍTULOS ENTRENADOR
6 Zeljko Obradovic (Partizan Belgrade 1992; Joventut Badalona 1994; Real Madrid 1995; Panathinaikos 2000, 2002, 2007)
5 -
4 Pedro Ferrándiz, Aleksandr Gomelski,
Bozidar Maljkovic y Ettore Messina (Kinder Bolonia 1998, 2201; CSKA Moscú
(2006,2008)
3 Aza Nikolic y Pini Gershon
2 Evgeny Alekseyev, Valerio Bianchini, Sandro Gamba, Zeljko Pavlicevic y Lolo Sáinz

El reto de Sarunas Jasikevicius


La genialidad de Saras Jasikevicius puede ser clave en esta final (Foto Euroleague/Getty)

Esta gran final de la Euroliga permitirá a tres de sus protagonistas luchar por conquistar el galardón de MVP por segunda vez. No son otros que Trajan Langdon, Dimitris Diamantidis y Sarunas Jasikevicius.

Hasta el momento, sólo dos jugadores han logrado repetir como jugador más valioso. El primero fue el croata Toni Kukoc, quien se hizo merecedor de esta distinción en la Final Four de Zaragoza '90 y París '91, vistiendo la camiseta de la Jugoplastika, y en Atenas '93, ya defendiendo los colores del Benetton Treviso.

Tras él, Dejan Bodiroga, que alcanzó la designación como MVP en Bolonia '02 y Barcelona '03, primero con el Panathinaikos y después con el conjunto azulgrana.

Pero para Sarunas Jasikevicius hay otro gran reto en el horizonte y ese no es otro que sumar el cuarto título de Euroliga a su palmarés, destacando que lo habría conseguido con tres equipos diferentes.

El base lituano conquistó por primera vez el trofeo de campeón con el F.C. Barcelona, en aquella mítica temporada del triplete en la que el equipo blaugrana se hizo con el título en la Final Four disputada en la Ciudad Condal.

Después llegaría su marcha al Maccabi y con el equipo israelí sumó sus dos siguientes títulos, tercero consecutivo, en Tel Aviv '04 y Moscú '05, siendo precisamente en esta última edición en la que se proclamó MVP, tras lograr 22 puntos (4/8 de dos, 3/4 de tres y 5/5 t.l.), 6 rebotes, 5 asistencias y 26 de valoración, todo en 36 minutos.

Ahora, podría volver a convertirse en campeón europeo, aunque esta vez con la camiseta del Panathinaikos.

LAS CLAVES DE UN PARTIDO DE ALTURA
  • Se enfrentan dos equipos muy diferentes, por eso el que logre imponer su estilo y marcar el ritmo del partido tendrá ya parte del camino hacia el título realizado

  • La aportación de los hombres más determinantes será vital en el devenir del encuentro. Si el CSKA cuenta con un hombre como Ramunas Siskauskas, capaz de reventar un partido como lo hiciera ante el Regal FC Barcelona, en el Panathinaikos no podemos olvidar a Sarunas Jasikevicius, un jugador experto en estas lides y también clave en el triunfo de su equipo en semifinales

  • Otros hombres importantes. Serán muchas las estrellas que salten a la cancha del O2 World Arena y a las que habrá que estar atentos. En el CSKA no se puede olvidar a Trajan Langdon, todo un experto en esos llamados “intangibles” que tanto marcan el desarrollo de un encuentro, o la eficacia bajo los tableros de Erazem Lorbek, sin olvidar a John Robert Holden, Matjaz Smodis...

    En el Panathinaikos, será también vital la aportación de Nikola Pekovic, segundo máximo anotador de su equipo esta temporada, y el poderío físico de Mike Batiste en la pintura. Otros nombres a tener en cuenta, Dimitris Diamantidis, Drew Nicholas...

  • El punto fuerte del CSKA es su juego interior, con hombres fuertes bajo tableros, pero capaces de tirar desde cualquier posición. Por contra, en el Panathinaikos brilla el juego de sus bases, encargados de marcar el ritmo que más favorece a su equipo y de dar ese punto de genialidad que puede decantar un partido

  • ACB.COM

    Últimos artículos del autor



    © ACB.COM, 2001-

    Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos