Artículo

Barcelona-Berlín-Navarro, el superviviente se viste de líder
Juan Carlos Navarro es el único jugador que se mantiene de aquel FC Barcelona campeón de la Euroliga en 2003. Ahora, llega a Berlín más líder que nunca, con el equipo a su espalda y soñando con una Final Four más suya que nunca


Navarro, en la célebre instantánea de la celebración del título de 2003 (Foto Euroleague)

Redacción, 30 Abr. 2009.- El escolta y líder del equipo, Juan Carlos Navarro, es el único superviviente del último y único título de Euroliga con que cuenta el Regal FC Barcelona. Barcelona 2003, junto a Sarunas Jasikevicius (contra el que se puede enfrentar en una hipotética final ante el Panathinaikos), Dejan Bodiroga, Gregor Fucka o Roberto Dueñas.

Navarro ya era una pieza importante de aquel equipo, pero ni mucho menos tenía el protagonismo del que goza ahora. Retornado de la NBA tras una esperanzadora campaña en los Memphis Grizzlies, Europa le permite jugar partidos como estos, vivir un liderazgo en las grandes citas que no existían en el sueño americano. Luchar por títulos –otra vez– siendo más que nunca una primera espada. “Estoy muy orgulloso por ello (la triple corona). El 2003 fue un año histórico. Hicimos historia pero, bueno, ganar fuera de casa también estaría muy bien”. Un título de Euroliga es un título de Euroliga desde Tarifa hasta Vladivostok pasando por Reykjavik.

Las Final Four de Navarro
AñoLugarResultado
2000TesalónicaCuarto
2003BarcelonaCampeón
2006PragaCuarto
2009BerlínPor escribir


Pero para ello, siempre, y nadie parece querer olvidarlo, hay que ganar el primer partido: “No hay otra. Lo llevamos diciendo bastante tiempo. Tenemos un partido muy difícil contra ellos y, después, cuando pasemos, ya tendremos ese día de por medio para pensar en lo otro”. Y esa otra que no hay responde al nombre de CSKA Moscú. Cómo no, “un partido complicado, contra un rival que tiene mucha entidad”. Un rival con el que el Regal Barça se está acostumbrando a encontrarse en la Final Four una vez cada tres años. En el 2003, los catalanes les derrotaron en las semifinales y se alzaron con el título. En Praga 2006 fueron los moscovitas los triunfadores en las semis y los campeones finales. “Hay que aprender de lo que pasó en Praga. Ser paciente, estar tranquilos y hacer nuestro baloncesto. Si hacemos nuestro baloncesto yo creo que tenemos nuestras opciones”.

Navarro ya es historia de la Euroliga. Un simple vistazo a las clasificaciones históricas en diversos apartados estadísticos así lo confirma: 7º en valoración, 3º en anotación, 5º en triples, 6º en tiros libres. Su nombre ya está escrito en la competición y, sin embargo, sigue entre sus pensamientos jugar partidos como estos. Navarro es consciente de que, ahora más que nunca, los títulos dependen de él, que hay mucho más en sus manos de lo que hubo jamás, y la motivación que eso es capaz de generar sólo la conoce él. Por algo se vuelve de la NBA: “Una Final Four siempre es bonita de jugar. El quinto partido contra el TAU Cerámica en el Palau fue muy bueno... Allí estaba un poco en segundo plano y aquí me siento mucho más seguro y mucho más responsable”.

Navarro, en la Historia de la Euroliga
ApartadoPosiciónTotalLíder
Valoración72.016 valoraciónNikola Vujcic (2.743)
Anotación32106 puntosMarcus Brown (2.508)
Triples5284 triplesGianluca Basile (359)
Tiros libres6440 tiros libresMarcus Brown (642)


Precisamente contra el TAU el Regal Barça recibió la mayor inyección de moral posible. Vencer al que se estaba configurando como su rival más difícil, después de que la serie se le pusiera cuesta arriba en los primeros partidos y con una solvencia que el equipo no había acabado de mostrar hasta el momento. “Sí que es verdad que antes de la serie contra el TAU no todos nos daban como favoritos. Y sí que es verdad que nos ha dado una inyección de moral pasar contra el TAU, que las últimas siete veces nos había ganado. Ha sido muy importante para nosotros. Pero ahora llega otro partido y hay que jugar con mucha cabeza”, dice Juan Carlos, que también apunta, como sus compañeros, por la mezcla de la ilusión con el control de los factores emocionales. “Llegamos con mucho optimismo, pero también pacientes”, dice sin olvidar que “es un partido en el que hay que controlar las emociones. Te lo juegas todo en 40 minutos y el equipo que esté más tranquilo, ganará”. Porque ya lo había dicho su entrenador, Xavi Pascual: no se va a Berlín a volver a la élite europea. En Berlín sólo espera el título.

Para ganarlo, el primer obstáculo está formado por Holden, Langdon, Siskauskas, Smodis y Lorbek en la pista y Messina en el banquillo. Preguntado acerca de la importancia del nivel físico, que para su equipo parece ser uno de los mejores de la temporada, Navarro no le concede demasiado peso: “El nivel físico en un partido como este tampoco es demasiado importante. El de cabeza es más importante aún”.


Navarro volverá a volar hacia el aro moscovita (Foto Euroleague)


Navarro sabe que en los partidos a cara de perro el factor mental y emocional cuenta. Donde muestra más preocupación es precisamente ahí, donde el CSKA parece disponer de ventaja, por las múltiples participaciones en Final Four que acumulan sus jugadores (34 por 16 del Regal Barça, un desequilibrio evidente): “Un equipo como el CSKA lleva en los diez últimos años siete Final Four, es un equipo muy experto.” Pese a que ya no cuenten con dos garantías en experiencia como David Andersen, que ahora está de su lado, y Theo Papaloukas: “Han cambiado jugadores importantes para ellos y, aun así, siguen estando ahí. Eso dice mucho del equipo y de Messina”.

Él ya ha ganado. Ya tiene una Final Four en su bolsillo, pero ahora toda es la misma historia hecha diferente. Praga no fue. Se dice que Navarro es más Navarro ahora que entonces. A buen seguro que sentiría Berlín como un título más suyo que nunca: “No creo que nosotros seamos favoritos. Yo creo que un partido así es 50%”. Berlín. Navarro.

ACB.COM

Últimos artículos relacionados con J.C. Navarro
Últimos artículos relacionados con F.C. Barcelona
Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos