Artículo

José Ramón García Ortiz ha superado los 500 partidos en ACB
José Ramón García Ortiz debutó como árbitro ACB en la temporada 91-92, acumulando desde entonces 501 partidos en la competición. El árbitro gaditano hace una valoración “muy positiva, más que por la cifra, por la calidad de estos 500 encuentros. Es algo increíble poder trabajar en una competición con tanta calidad como tiene ahora mismo la ACB”


José Ramón García Ortiz ha destacado el gran nivel y la calidad de la liga ACB

En la jornada 24 de la Liga Regular José Ramón García Ortiz arbitró el partido entre el TAU Cerámica y el Cajasol, un encuentro que significó el número 500 en su trayectoria en ACB. “La valoración que hago es muy positiva, más que por la cifra por la calidad de esos 500 partidos. Es algo increíble poder trabajar en una competición con tanta calidad como tiene ahora mismo la ACB”, señala García Ortiz.

El árbitro gaditano considera que “para el enriquecimiento y mejoría de nuestro colectivo es vital poder arbitrar partidos semana tras semana en una liga como la ACB, porque todos los encuentros son de una gran calidad. En una competición con jugadores y entrenadores de tanto nivel creo que los árbitros se benefician y pueden mejorar y progresar antes”.

García Ortiz cree que el nivel del arbitraje en Europa “es bastante alto y sin duda entre los primeros está el arbitraje español. En los grandes eventos y acontecimientos a nivel mundial los árbitros ACB siempre están en las finales, porque está claro que arbitrar en la mejor liga del continente ayuda a hacer mejores a los árbitros”.

Tras casi dos décadas pitando partidos ACB los recuerdos de García Ortiz son muchos, aunque él se queda con dos momentos puntuales. “El primero de ellos fue en la fase final de la Copa del Rey de Murcia, cuando yo aún no contaba con mucha experiencia. Arbitré un partido entre Real Madrid y FC Barcelona, un encuentro en el que hubo mucha tensión pero creo que hicimos un buen trabajo y salí bastante satisfecho. Otro momento muy emotivo para mí, por haber nacido en San Fernando, fue la final que pude arbitrar en la Copa del Rey de Sevilla 2004, que disputaron el TAU Cerámica y el DKV Joventut”, recuerda Garcia Ortíz.

Las iniciativas del Departamento de Arbitraje de la ACB en los últimos años “ayudan muchísimo a nuestro trabajo, especialmente en lo que se refiere a las nuevas tecnologías, algo que nos permite mejorar y corregir aspectos del arbitraje”. García Ortiz también reconoce que “la ayuda de un preparador físico como Pepiño Casal resulta fundamental y en mi caso ha sido muy importante, lo mismo que tener un psicólogo a nuestra disposición”.

Tras tantas temporadas al máximo nivel, García Ortiz tiene muy claro que “ésta es una profesión muy bonita y con la que aprendes cada día algo nuevo”. El árbitro considera que “la madurez personal y la cabeza bien fría son características que deben tener los que quieran dedicarse a esto. También es importante tener un buen conocimiento del juego para poder entender las reacciones y las situaciones que suceden en la pista”.

Para finalizar García Ortiz reconoce no tener “retos ni metas en el mundo del arbitraje. Lo único que trato es centrarme en mi trabajo y disfrutar de mi profesión cada día. Lo que tenga que venir seguro que acabará llegando”.

Comunicación ACB

Últimos artículos relacionados con José Ramón García Ortiz
Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos