Entrevista

Jordi Bertomeu: "Los pabellones son la clave del futuro"
Jordi Bertomeu, director ejecutivo de la Euroliga, ha sacado conclusiones positivas del ejercicio 2007-08 y del desarrollo de la Final entre Cuatro en Madrid, punto de inflexión para el futuro de la Euroliga materializado en un acuerdo estratégico con la empresa estadounidense AEG que pretende el desarrollo de las instalaciones y el crecimiento de la competición


Jordi Bertomeu habla sobre el futuro de baloncesto europeo (Foto Euroleague)

Madrid, 9 may. 2008 (EFE).- La Euroliga afronta una segunda fase de expansión tras ocho campañas en funcionamiento que han puesto los cimientos necesarios para abordar el siguiente paso. Madrid, igual que Praga (2006) y Atenas (2007), ha confirmado la dinámica alcista del torneo. Los responsables de la vieja Copa de Europa entienden que es momento de implementar medidas para abrir nuevos horizontes. Una de ellas es el aumento del aforo de los pabellones y que los clubes participantes dispongan de coliseos preparados para albergar a 15.000 espectadores a partir de la temporada 2011-12.

El acuerdo con AEG, constructora y gestora del Staples Center de Los Angeles (EE.UU), cancha de juego de los Lakers, así como del O2 Arena de Londres -ciudad elegida para acoger la Final entre Cuatro de 2010 ó 2011- y del 02 World Arena de Berlín -escenario de la fase por el título de la próxima temporada-, representa un pilar fundamental para los planes de crecimiento que quiere llevar a cabo la Euroliga.

¿Qué conclusiones deportivas ha extraído el director ejecutivo de la Euroliga de la Final entre Cuatro de Madrid?
En general, diría que todos los partidos han sido de alto nivel. Hemos asistido a dos magníficas semifinales y a una gran final. El partido por el tercer y cuarto puestos acabó, por segunda temporada, en la prórroga, o sea que, pese a las críticas, tiene sentido para los equipos que quieren estar en la elite a gran nivel. Los equipos han dado el espectáculo que yo esperaba.

¿No le parece que la Final entre Cuatro se ha convertido en un coto cerrado para unos cuantos equipos?
Esta ha sido la octava Euroliga. En ocho años ha habido cinco campeones distintos. No me parece que sea una concentración de mucho poder. Además, hay presencias de clubes que antes no estaban, como Siena, Unicaja, Tau, Fortitudo Bolonia y Benetton. Creo que los equipos, en todos los deportes, tienen ciclos. Han aparecido cinco equipos campeones y otros que han estado mas veces, como el caso del Tau. Estamos en una época normal. No veo una ruptura respecto al sistema anterior.

¿Están satisfechos de la repercusión mediática de la competición?
La Euroliga está asentada, pero no me gustaría que se estancase. En ocho años hemos pasado de seis televisiones en la primera temporada a 170 en ésta. Desde el punto de vista de la distribución mediática, aún quedan muchos países en los que no estamos. En Madrid han trabajado seiscientos medios desde Japón hasta México y la competición se ha visto hasta en China. Eso habla de un torneo consolidado, pero no me gustaría que esto fuese sinónimo de estancamiento. Aparte de la prensa tradicional, en Internet hemos dedicado un esfuerzo enorme. Se ha lanzado Euroleague TV la red y hemos hecho acuerdos con empresas de primer nivel, como YouTube, Google y ESPN.com, así como acuerdos puntuales con otros medios.

¿Qué le ha parecido la organización de la Final entre Cuatro en el Palacio de los Deportes?
Este modelo de Final entre Cuatro ha sido distinto a los anteriores. Está a medio camino entre el modelo que utilizaba la FIBA y las últimas fases finales. Este ha sido es un nuevo modelo derivado de las peticiones de la Comunidad Autónoma de Madrid. Yo estoy satisfecho.

¿Ha sido Madrid un avance del futuro que la Euroliga persigue para la 'Final Four'?
La Final entre Cuatro ha de ir a ciudades con una infraestructura hotelera suficiente, que estén bien comunicadas y cuenten con un pabellón que esté a la altura. En estos momentos, el aforo se sitúa en pabellones en torno a los 15.000 espectadores. El pabellón de Atenas 2007 -el OAKA, con 18.000 asientos- es el más grande en el que hemos estado hasta ahora. Queremos ciudades -para albergar la ronda por el título- que, además de baloncesto, ofrezcan algo más a los aficionados.

¿El Palacio de los Deportes puede servir como referencia para el aforo y la calidad de instalaciones que la Euroliga desea tener en los próximos años?
En el año 2005 recomendamos a los clubes, mediante un plan estratégico, incrementar los ingresos, que era una de los aspectos a mejorar. En este sentido, la capacidad de los pabellones es un elemento clave. Aprobamos un manual muy detallado que contenía todos los requerimientos de los pabellones. Allí empezamos a hablar este asunto como parte del futuro. Proponemos que en 2010 todos los pabellones puedan acoger a 9.000 ó 10.000 espectadores.

¿Qué plazo estima la Euroliga necesario para que los clubes aumenten el aforo de las canchas?
En muchas ciudades se están haciendo ya proyectos. Aquellos clubes que quieran mantenerse con estabilidad en la competición necesitarán contar con un pabellón para 10.000 espectadores como mínimo. Esto no se puede hacer en un año. Pero, a partir de aquí, vamos a proponer cambios para lograr una estabilidad vinculada a determinados requisitos y a pabellones con un una capacidad mínima de 15.000 espectadores. Nos gustaría aprobar esta medida en la asamblea y que se aplique en la temporada 2011-12.

¿Qué papel juega el acuerdo con AEG en esta expansión?
AEG es un patrocinador estratégico. Se trata de la empresa más importante del mundo en gestión de pabellones y edificios de entretenimiento. Desarrollan una campaña muy importante en Asia, donde también interviene la NBA, y van a hacer lo mismo en Europa. El acuerdo con nosotros mira hacia el futuro porque es el mejor socio que pueden tener los clubes para llevar a termino las mejoras que hay que hacer, bien los que quieran remodelar, construir o mejorar las explotación de los pabellones.

¿Qué más áreas entran dentro de la colaboración entre la Euroliga y AEG?
Existen dos aspectos distintos del acuerdo. Por un lado, están los acontecimientos, que en su mayoría van a desarrollarse en instalaciones de AEG, aunque no todos. Por otro lado, interviene el aspecto del trabajo con los clubes, a los que AEG les facilitará el 'know how' (saber cómo) para mejorar en la gestión de los pabellones, aconsejarles en los modelos de construcción y ayudar a los que buscan mejoras.

¿Tanta importancia tiene este acuerdo?
La Euroliga ha tenido dos acuerdos importantes desde el punto de vista estratégico: el primero, el que se firmó con Telefónica y, el segundo, éste. Tienen una importancia similar. El de Telefónica sirvió para dar el pistoletazo de salida, con sus cosas buenas y sus cosas mala, como todo en la vida. Ahora estamos en otro escenario, con la estructura consolidada. Este acuerdo no podía llegar antes. Llega ahora porque el tamaño de la Euroliga es el que es.

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos