Artículo

El CSKA frustra el sueño europeo de un gran TAU Cerámica (79-83)
La Euroliga tendrá que esperar un año más. Un gran TAU Cerámica rozó la machada pero acabó estrellándose ante el ingente potencial del favorito CSKA Moscú: 79-83 final y a jugar por el 3º y 4º puesto con el Montepaschi Siena


El TAU Cerámica hizo un gran partido pero cayó contra el CSKA (Foto Euroleague/Getty)

  • Spahija: "CSKA es uno de los mejores de Europa"

  • Messina: "Ha sido muy difícil"

  • Estadística del partido


  • Madrid, 2 Mayo 2008.- El CSKA Moscú ha apartado al TAU Cerámica de su sueño europeo, dejándole fuera de la final al ganar por 79-83 en una intensa y bonita semifinal.

    El TAU Cerámica hizo un gran partido, mejorando notablemente sus prestaciones recientes para demostrarle al CSKA que si quería llegar a la final, tendría que sudar sangre. Y así fue: los vitorianos mandaron durante la primera mitad y aguantaron hasta el final ante su poderoso rival, ante los Holden, Siskauskas, Papaloukas, Andersen, Smodis y compañía.

    Planinic hizo posiblemente su mejor partido con la camiseta baskonista, Prigioni tuvo minutos de absoluta clarividencia en el segundo cuarto, Tiago Splitter fue letal bajo tableros, Mickeal rindió como en las grandes ocasiones, Rakocevic afinó su muñeca para convertir 16 puntos... pero no fue suficiente. No ante un CSKA que en la segunda mitad afiló sus múltiples cuchillos para ganar por 79-83, haciendo valer un parcial 0-10 en el tercer cuarto y aguantando la valiente reacción vitoriana en los últimos instantes.

    El TAU Cerámica tendrá que conformarse un año más con luchar por el tercer puesto final de la Euroliga, pero se irá de Madrid con el buen sabor de boca de haber jugado un excelente partido y plantado batalla al indiscutible favorito al título, el CSKA Moscú de Ettore Messina.

    Igualdad inicial

    El CSKA Moscú contó con sus estrellas a máximo nivel en los momentos clave (Foto Euroleague/Getty)

    Los problemas de Tiago Splitter en un codo auparon a Will McDonald al quinteto titular y el TAU Cerámica aguantó el potencial del CSKA en minutos de máxima igualdad. Cinco puntos de Rakocevic dieron una ventaja inicial a los vitorianos (9-6), pero Siskauskas era mucho Siskauskas del lado moscovita (13-16, con 7 puntos del lituano). Pero entonces un triple de Teletovic sacó al TAU del bache anotador y cerró el primer cuarto con 20-20.

    El TAU acelera y manda al intermedio
    El colectivo funcionaba a la perfección en un TAU Cerámica que estaba leyendo el partido extraordinariamente. Inteligente y perfectamente concentrado, el cuadro vasco comenzó a marcar diferencias desde la defensa y el liderazgo de Prigioni, clarividente como nunca, y Tiago Splitter, sensacional con su cualidad de brazo biónico multiplicaba por unas llamativas cintas terapéuticas azules. El TAU mandaba por 31-25 y Siskauskas descansaba desde minutos atrás con tres faltas personales, siendo Smodis y Holden los únicos jugadores del CSKA que inquietaban en ataque.

    Un par de genialidades de Prigioni y un triple de Planinic permitieron al TAU Cerámica ampliar su renta hasta 38-30 y alcanzar el descanso con un cómodo colchón de 39-33.


    Vídeo del partido (Euroleague.tv)


    El TAU Cerámica no pudo con el CSKA pese a la intensidad defensiva (Foto Euroleague/Getty)

    El CSKA Moscú aprieta en la reanudación
    El CSKA Moscú apretó en ataque tras el descanso y con dos triples consecutivos, de Holden y un hasta entonces desaparecido Langdon, igualó rápidamente la contienda: 43-43. El conjunto eslavo estaba lanzado: 19 puntos en poco más de cinco minutos, con Langdon y Andersen despertando y Smodis como hombre referencia. En consecuencia, el dominio se trasladaba a las huestes de Messina: 46-50.

    Pero el TAU Cerámica seguía jugando bien y anotando con cierta continuidad. Dos bonitos 1-contra-1 de Mickeal y Planinic frenaron el intento de escapada ruso y el partido retornó a la igualdad: 52-52. La cuarta falta de Langdon, con Smodis y Siskauskas en tres, añadía argumentos al carro baskonista. En todo caso, se llegaba al último periodo con todo por decidir: 56-57.

    Letal parcial 0-10 qu decide el partido

    El TAU Cerámica fue mejor durante varias fases del encuentro pero pagó tres malos minutos (Foto Euroleague/Getty)

    Prigioni ya no emanaba el control del segundo cuarto y cometía una antideportiva, mientras Papaloukas –apenas cuatro puntos e impacto casi nulo- tomaba las riendas. Y si Rakocevic templaba ánimos (¡triple!), Smodis los calentaba con una dura falta, su cuarta, sobre un Splitter que acertaba en su particular calvario tiros libres. 61-59, de nuevo el TAU Cerámica al frente ya con sólo siete minutos por jugarse.

    Pero el CSKA sabe jugar estos partidos mejor que nadie. Y Andersen, Papaloukas, Langdon y Holden lo bordan. Se pusieron las pilas y con dos puntos per cápita, el cuadro ruso encadenó un parcial 0-8 que amenazaba con romper el encuentro. Un mate de Papaloukas en fácil contraataque a 4:55 sonó a sentencia (61-69), pero los de Spahija iban a vender cara su derrota; un triple de Mickeal daba vida (66-71) pero ya no había posibilidad de error, ni en ataque ni en defensa.

    Y el TAU no tenía suerte. Un triple envenenado de Teletovic topó con el aro y acto seguido, Planinic y Rakocevic chocaron en la lucha por el rebote para regalarle una posesión extra (aprovechada, cómo no) al CSKA.

    Sólo quedaba un milagro... y pudo suceder. Una canasta de Planinic y rápido robo y triple de Prigioni ponía el partido en un pañuelo (75-79), y el CSKA ofrecía varios errores en los tiros libres. De nuevo Prigioni atinaba a poner el partido en un puño (79-81) pero Siskauskas sentenciaba el encuentro con dos tiros libres a seis segundos: 79-83.

    Pablo Malo de Molina
    @MalodeMolinaACB
    ACB.COM

    Últimos artículos del autor



    © ACB.COM, 2001-

    Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos