Entrevista

Iván Corrales: “Vais a tener que aguantarme muchos años más”
A Iván Corrales se le pueden criticar muchas cosas, pero se cuentan con los dedos de una mano los jugadores a los que les gusta más jugar al baloncesto que a él, y no hay muchos hombres tan comprometidos con la causa de la camiseta que defienden, sea cual sea. A Iván le esperan seis meses de calvario tras su lesión ("he jugado a saco hasta que ha “petado”") sin poder hacer lo que más le gusta en la vida: jugar al baloncesto. El jugador afronta la situación con optimismo y confianza y afirma que "vais a tener que aguantarme muchos años más". El Grupo Capitol Valladolid lo notará, aunque tienen "mucha confianza y nos sentimos un equipo ganador. Nos salvaremos. Seguro"


Iván Corrales está convencido de la salvación del equipo y de su pronta recuperación (Foto Sonia Cañada)

¿Cómo fue la lesión?
Salía al contraataque, apoyé el pie derecho y sentí como si me dieran una patada. Me caí al suelo y perdí el balón. Cuando apoyé el pie derecho al levantarme lo tenía como chicle y me volví a caer. No entendía nada, porque creía que alguien me había dado una patada y no había nadie a mi alrededor. Fíjate que la mascota estaba por ahí cerca y pensé que la había pisado…

Enseguida te diste cuenta de que era grave, ¿no?
Sí. Me tiré al suelo y me dio una llorera terrible, y no porque me doliera, porque no me dolía, sino por lo que nos estamos jugando, porque estábamos jugando bien, porque había que ganar al Unicaja… Miré a mis compañeros y estaban blancos. Me gustaría destacar el gesto de Pepe Sánchez: se acercó al vestuario para pedirme perdón por haber metido un triple cuando yo estaba en el suelo. Tenía más cara de pena él que yo. Evidentemente, no pasa nada.

¿No impresiona mucho verse el pie así? Es algo relativamente parecido a la lesión de Jorge Garbajosa…
En el momento no, no me di cuenta. Cuando he visto las imágenes por la tele sí que impresiona.

¿Qué es lo peor de los seis meses de inactividad que te esperan?
No poder ayudar al equipo me da mucha rabia e impotencia. Es lo que voy a llevar peor porque nunca me he lesionado de gravedad. Pero bueno, en cuanto me opere volveré a Valladolid para estar con el equipo. Se me va a hacer durillo estar en la grada o en el banquillo sin poder ayudar.

Llevabas tiempo con molestias en el tendón de Aquiles. Decidiste no parar por la situación del equipo. ¿Te arrepientes?
A toro pasado es fácil ver soluciones, pero ni el médico ni yo creímos nunca que debiera parar. He estado todo este tiempo trabajando con el tendón, sobre todo para estar bien en los partidos. En el baloncesto hay veces que tienes que jugar con algo de dolor y yo no soy quejica en ese aspecto. Evidentemente, tal y como estamos no me iba a quitar de en medio por unas molestias. Tenía que pasar y ha pasado, no hay que darle más vueltas. He jugado a saco hasta que ha “petado”.

Aunque muchas veces en tu carrera te han dado por acabado -al comienzo de esta temporada ha sido la última- has acabado saliendo a flote siempre. Sin embargo, cerca de cumplir 33 años y con esta lesión no es fácil pensar en que vas a volver a estar a tope…
Es un factor más para motivarme: no os olvidéis de mí porque vais a tener que aguantarme muchos años más. La edad me da igual, porque estoy bien físicamente y mientras tenga ganas y pasión por jugar, voy a seguir. He salido de peores que ésta. Volveré.

¿Y cuál es la receta para superar todas esas piedras en el camino?
Hay situaciones en la vida o momentos que te toca vivir en los que estás bajo y de ahí sólo se sale con confianza en uno mismo, lucha y trabajo.

Decías antes que has salido de peores que ésta. Está claro que tu vida se vio marcado por “ese” momento (A finales de 1999, Iván fue acusado de violación. Fue absuelto por “acusación poco coherente y razonable”, pero los tres años de trámites judiciales hasta que fue absuelto con contundencia marcaron para siempre su nombre y su carrera: pasó de estar en la selección nacional a tener que emigrar a Italia y regresar a la ACB por la puerta de atrás). ¿Ves algún paralelismo en cómo lograste salir de aquello y este nuevo contratiempo?
Es un planteamiento distinto. Esto es una cuestión física que requerirá un trabajo físico y ya está. Lo que intentaré es sacar conclusiones positivas, como hice entonces.

¿Cuántas veces has pensado qué hubiera sido de tu vida si aquello no hubiera sucedido?
A veces sí que lo piensas. Cuando estás solo y le das vueltas a la cabeza… Pero no conduce a nada. Cuando te caes tienes que luchar por levantarte. He levantado situaciones complicadas y lo voy a volver a hacer.

¿Cuál es la motivación para querer volver a jugar?
El simple hecho de jugar al baloncesto. Creo que le pasa a muchos jugadores. Ahí no entra ni el dinero que ganes ni nada. Simplemente quiero volver a jugar porque es lo que más me gusta hacer.

La lesión llega en un gran momento tuyo y del equipo. Ahora, que si te llegas a lesionar al comienzo de la temporada igual en el Pisuerga hacen la ola…
(Se ríe) Sí, me hace gracia eso. Me han dicho que en el Foro de ACB.COM hay muchos mensajes apoyándome y me alegro. Me ha llamado mucha gente, pero al final te quedas con el apoyo de los tuyos, que son los más importantes.

¿Qué supone para el Grupo Capitol Valladolid tu lesión?
Yo creo que, dentro de lo malo, llega en un buen momento porque la dinámica del equipo es muy buena. Estamos fuertes y nos sentimos un equipo ganador. Estoy convencido al 100% de que vamos a ganar al Caja San Fernando y que nos vamos a salvar. Si la lesión de alguno de los importantes del equipo hubiese llegado cuando estábamos mal habría sido mucho más grave. Rodrigo (San Miguel) está perfectamente preparado para llevar al equipo, y espero que Zoroski no note la inactividad. Si no, Gomis siempre puede ayudar jugando de base. El mismo domingo el equipo, a pesar de estar un poco en shock por mi lesión y de que el partido fuera empatado cuando me lesioné (minuto 29), demostró el carácter que tiene.

Está claro que habéis cambiado mucho desde que llegó Javier Imbroda. Cuando él cogió el equipo hizo unas declaraciones en Gigantes en las que decía que tú no habías sido capaz de asumir el liderazgo de ningún equipo y en sus primeros partidos apenas jugabas. ¿Qué ha cambiado?
A partir del partido de Gran Canaria (victoria vallisoletana por 78 a 82 con 37 minutos de Corrales) todo cambió. Él hizo esas declaraciones en base a lo que le habían contado a su llegada a Valladolid. Eso me motivó aún más. Nunca me ha dicho nada respecto a aquello, pero hablamos mucho y si he jugado tantos minutos está claro que he sido un hombre importante para él. Para mí con eso es suficiente. Pero ni entonces yo era el culpable de todo lo malo que nos pasaba ni luego merecía ser destacado. Esto es un deporte de equipo y todos ganamos y perdemos.

Parece todo una cuestión de confianza…
Es vital. Al principio, la piedra más pequeña era la Muralla China para nosotros. Nos poníamos cuatro abajo y ya nos mirábamos el uno al otro, nos echábamos en cara no haber hecho tal ayuda en defensa… Sin embargo, en los últimos tiempos hemos remontado en Badalona, en Girona… Hemos estado ocho o 10 puntos abajo y hemos seguido creyendo en nosotros pasase lo que pasase.

Cuando estabais abajo del todo ya decías que os ibais a salvar. ¿Qué opinas ahora?
Tengo total confianza en que va a ser así. Lo decía cuando íbamos horrorosamente mal y lo digo ahora. Este equipo se va a dejar la vida por ganar y nos tienen que sacar de la pista a gorrazos para vencernos. Tenemos mucha confianza y nos sentimos un equipo ganador. Nos salvaremos. Seguro.

Quique Peinado
Periodista de laSexta

Últimos artículos relacionados con C.B. Valladolid S.A.D.
Últimos artículos relacionados con Iván Corrales
Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos