Artículo

All Star Game: LeBron James, MVP de "un partido de verdad" (148-145)
Una defensa asfixiante para ganar el partido. Instant replay en el último minuto. Protestas y tensión competitiva hasta la bocina final. No, no hablamos de las Finales de la NBA. El mejor All Star Game ha vuelto y lo ha hecho como "un partido de verdad", con triunfo ajustadísimo del Team LeBron y tercer MVP para "El Elegido"

LeBron James, MVP del NBA All Star Los Angeles 2018 (Foto EFE)

Redacción, 19 de febrero de 2018.- Apunten bien esta fecha, porque es la del renacimiento del All Star Game. Tras varios años en que el gran partido de las estrellas fue más una competición de cinco contra cero que un encuentro real, el nuevo formato y la nueva motivación de sus principales referencias han devuelto a su mejor vida al plato fuerte del All Star. El Staples Center fue escenario de un encuentro memorable, de enorme espectacularidad a ambos lados de la pista y que acabó llevándose el Team LeBron por 148-145 gracias a una asfixiante defensa colectiva en la última jugada que impidió tanto a Stephen Curry como a DeMar DeRozan levantarse para empatar el choque con un último triple.

"Teníamos que cambiar la forma de jugar este encuentro. Ha sido un partido de verdad, con más énfasis en la defensa y en la intensidad". Palabras de un satisfecho MVP. LeBron James, capitán de su equipo en este nuevo formato, lució su mejor sonrisa sobre el parquet del Staples Center. Y no por que su Team LeBron saliera vencedor del partido. El único reto que importaba era recuperar la competitividad y emoción de un All Star Game en horas bajas. Y para ello se abandonó el clásico duelo entre conferencias para darle el poder y guión a dos capitanes como LeBron y Curry. Objetivo cumplido

Con 29 puntos, 9 rebotes y 8 asistencias, "El Elegido" fue el mejor jugador de un choque marcado por una única palabra: DEFENSA. Sí, volvieron maravillosas presiones a toda pista, trampas y acciones en dos contra uno para recuperar balones e incluso tapones extraordinarios (incluso alguno no válido) para convertir el All Star Game del 2018 en una cita que quedará marcada en la historia.

El choque empezó con alternativas constantes durante toda una igualadísima primera mitad con homenaje incluido de Anthony Davis, vistiendo el uniforme de su compañero (lesionado) DeMarcus Cousins. Y si primero golpeaba el Team Stephen con un activo Karl Anthony Towns (13 de sus 17 puntos en la primera parte), el Team LeBron resurgía de la mano de su capitán, la inspiración del angelino Paul George y una intensa presión a toda pista que les permitía reducir su desventaja inicial hasta el 76-78.

Los highlights (espectacular alley-oop de espaldas de LeBron a pase de Westbrook o potente mate tras rebote ofensivo de Giannis Antetokounmpo) y divertidas situaciones (Stephen Curry se puso a comer palomitas en el banquillo durante el tercer cuarto) seguían sucediéndose pero la igualdad no se rompió hasta el inicio del último cuarto. Un Damian Lillard enrachado (21 puntos) lanzaba de nuevo al Team Stephen hasta una diferencia de 11 puntos de ventaja que no tardaron en borrar del mapa Paul George, y, en especial, Kyrie Irving (13 puntos y 9 asistencias), abriendo un final tan igualado como apasionante.

En el tramo final, los de Mike D'Antoni intentaron aprovechar la superioridad física del camerunés Joel Embiid (19 puntos y 8 rebotes), pero encontraban respuestas contínuas de su rival. Y un triple sensacional de LeBron James incluso ponía el empate en el electrónico (144-144) a 1:25. Y los siguientes segundos tuvieron todos los matices que este deporte debe tener.

Un sensacional tapón de Joel Embiid a Paul George abrió una sucesión de jugadas tan distintas como decisivas. Hasta que un canastón de LeBron tras una perfecta triangulación con Westbrook e Irving dejaba al Team LeBron por delante a medio minuto del final. El Team Stephen no pudo devolver la moneda en un ataque en el que James Harden falló un triple y DeRozan acabó perdiendo el balón. Y una magnífica canasta saliendo de presión de Russell Westbrook dejaba el 148-145 con diez segundos por jugarse.

D'Antoni pidió tiempo muerto para preparar una jugada y puso cinco hombres con amenaza exterior para intentar empatar el choque con un triple. Pero la estrategia defensiva de Dwane Casey y el Team LeBron volvió a salir ganadora de dicha partida de ajedrez. LeBron James y Kevin Durant encerraron en un lateral a Stephen Curry, que únicamente pudo pasar a un DeMar DeRozan sobremarcado por Kyrie Irving. Y el alero de los Toronto Raptors ni pudo levantar el tiro.



Ironías del destino, así acabó el resurgimiento del All Star Game, con una perfecta acción colectiva en defensa. Un encuentro que ha ido batiendo récords y más récords de anotación en los últimos años y que se olvidó de lo más importante: que hay que trabajar y competir a ambos lados de la pista. Siguiente parada, Charlotte. Y el más grande de esto, Michael Jordan, es quién recoge el testigo.

Gerard Solé
@gsole14

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos