Artículo

España sabe reaccionar a tiempo y cumple con el trámite (64-87)
Después de dominar a placer durante los primeros 28 minutos del encuentro, España vio como Hungría despertaba y se colocaba a tan solo cinco puntos en el último cuarto. La Selección, bajo la dirección del Chacho, supo reaccionar a tiempo y cumplió con el trámite (64-87) el día en el que Pau Gasol se convirtió en el máximo anotador en la historia del Eurobasket

Pau Gasol, la sonrisa de una leyenda (Foto FIBA)

Redacción, 7 Sep. 2017.- Era un día esperado. Pau Gasol estaba a tan solo 14 puntos de convertirse en el máximo anotador del Eurobasket y el rival, Hungría, ayudaba a pensar que el pívot de Sant Boi lo lograría. Tras un inicio arrollador, el mayor de los Gasol alcanzó el récord en el segundo cuarto mientras España dominaba a placer contra unos húngaros que dieron descanso a su gran estrella, Adam Hanga.

Rodeado de un ambiente festivo por el hito anotador, todo parecía indicar que el partido ya quedaría prácticamente finiquitado al descanso. Pero la garra e intensidad de Hungría le dieron un susto a la Selección. Los húngaros despertaron y, con un parcial a favor entre el tercer y el último período, se colocaron a tan solo cinco puntos. Fue en ese momento cuando aparecieron Sergio Rodríguez y la segunda unidad para rescatar a España, reaccionar a tiempo y cumplir el trámite final de la fase de grupos (64-87).

Exceptuando dos momentos de desconexión, en el primer y el tercer cuarto, la Selección mostró su solidez y su hambre a pesar de tener ya asegurada la primera plaza. Pau y el Chacho fueron, con 23 y 19 créditos de valoración respectivamente, los líderes de una España que se clasifica para los octavos con el merecido cartel de favorita.

Un inicio arrollador

Ya en el primer minuto del encuentro, España demostró su hambre a pesar de tener asegurada la primera plaza del grupo. Solo un triple de Rosco Allen ensució un inicio arrollador de la Selección, que encontró en el protagonista del día, Pau Gasol, el hombre al que darle los balones. El pívot de Sant Boi necesitaba 14 puntos para convertirse en el máximo anotador en la historia del Eurobasket y anotó 10 tantos en los primeros compases del encuentro para disparar a su equipo en el marcador (3-13).

Juancho se cuelga del aro (Foto EFE)

Haciendo daño desde el triple, desde el poste, e intimidando en defensa, el mayor de los Gasol condujo la nave de un combinado español que arrancó el encuentro revolucionando al máximo su motor. Los húngaros, desubicados y sin saber cómo frenar a esa temible versión de España, no encontraron ninguna manera de penetrar el entramado defensivo de la Selección y recurrieron al triple para intentar recortar distancias (8-16).

A mitades del cuarto, los hombres de Sergio Scariolo bajaron revoluciones y se dejaron llevar. La Selección encadenó unas cuantas malas acciones, tanto a la hora de circular el balón, como de seleccionar los tiros y hacer el balance defensivo. Aun así, Hungría, sin su estrella Hanga, no pudo aprovechar esos minutos de incertidumbre española para acercarse en el marcador, y es que su increíble desacierto en el tiro fue un lastre demasiado pesado de cargar — 18% en tiros de dos y 22% en triples al final del primer período.

Scariolo buscó reactivar el juego español, ese que había enamorado en los primeros minutos del encuentro, y metió sobre el parqué a la segunda unidad que tanto ha dado a la Selección hasta el momento. Bajo la dirección del Chacho y la intensidad de Sastre, Oriola o los Hernangómez, España revolucionó de nuevo su motor y se reencontró con esa chispa ofensiva que había perdido momentáneamente para cerrar el cuarto con buen pie (10-22).

El cuarto de Pau

Manteniendo la segunda unidad sobre el parqué, los españoles continuaron dominando a placer ante una Hungría que seguía apostando por el tiro exterior y el resultado era prácticamente idéntico al del primer cuarto: el fallo. Con el Chacho como director de operaciones, y con Willy y Oriola dominando en la pintura gracias a su intensidad, España aumentó su ventaja sobre los húngaros (13-29).

Para evitar que la Selección cayera de nuevo en el peligro de la acomodación, Scariolo estuvo atento con las rotaciones y metió de nuevo al quinteto inicial sobre el parqué. Con la entrada de las estrellas, el juego se endureció y los lanzamientos desde el tiro libre pasaron a ser los protagonistas momentáneos del encuentro, algo que Hungría aprovechó para recortar la distancia (18-30).

Pau Gasol, con la pelota (EFE)

Pau, quién si no, apareció para hacer historia y, ya de paso, darle tranquilidad a España. El pívot anotó un triple que lo convirtió en el máximo anotador del Eurobasket, superando a Tony Parker y, además, le dio aire a una Selección que veía como su rival amenazaba con entrar en el encuentro. Aun y la presencia de Gasol en el parqué, Hungría, con su táctica de endurecer el juego y no regalarle ninguna canasta a España, consiguió frenar la fluidez de los hombres de Scariolo (21-35).

Los húngaros, atrincherados en defensa, tampoco se encontraban cómodos en ataque. Solo algunos destellos de Csaba Ferencz, que anotó dos triples consecutivos y fue el mejor hombre de su selección con 12 puntos en la primera parte, les permitieron a los hombres de Stojan Ivkovic recortar las distancias y colocarse a 10 tantos. España, sin precipitarse, aceptó el reto de la dureza y aprovechó su acierto desde el tiro libre para irse al descanso con un +12 en el marcador (29-41).

Hungría despierta y asusta

Inmersos en el homenaje por el hito de máximo anotador, tanto Pau como España empezaron el tercer cuarto con la intención de aislarse momentáneamente de esa euforia y sentenciar el partido. El desacierto de Hungría en el tiro se mantuvo en la reanudación y se la contagió a una Selección que volvió al descontrol. Repitiendo el guión del primer período, los hombres de Scariolo no se encontraron cómodos sobre el parqué y esa situación se vio reflejada en el marcador (31-43).

Csaba Ferencz, desde el exterior (Foto: FIBA)

Tan solo cuatro puntos en los cinco primeros minutos del período fueron el balance de un combinado español que se atascó de manera sorprendente en ataque. España no encontró buenas situaciones de tiro, perdió demasiados balones y no supo correr al contraataque. Aun así, el desacierto ofensivo de Hungría permitió que los hombres de Scariolo mantuvieran su ventaja de dobles dígitos (33-45).

Dos tiros libres de Pau y un triple de Fernando San Emeterio desatascaron el juego de la Selección y España buscó la reacción definitiva con la entrada al parqué del Chacho y de Juancho. Con dos bases en pista —Ricky y Sergio—, el combinado español necesitó muy poco para endosarle a su rival un parcial de 2-12 y dejar el encuentro muy bien encaminado (35-57).

En su peor momento de la tarde, Hungría reaccionó de la mejor manera posible. A base de intensidad, contrarrestó el efecto de la segunda unidad española y, con tres triples consecutivos, pasó del -22 al -11 en tan solo dos minutos. Con el parcial en contra de 11-0, Scariolo se vio obligado a pedir tiempo muerto y reordenar a los suyos. Fue el Chacho el que frenó la reacción húngara con un triple para cerrar el tercer cuarto (46-60).

El Chacho rescata a la Selección

Con la confianza por las nubes después de haber brillado en el final del tercer período, Hungría continúo en trance en el inicio del último cuarto y anotó otros tres triples consecutivos para colocarse, muchos minutos después, por debajo de la barrera de los dobles dígitos. La afición húngara, enloquecida, vio cómo su equipo se acercaba peligrosamente a cinco ante una España desconcertada (55-60).

El Chacho dirige el ataque español (Foto: FIBA)

Fue en ese momento cuando Scariolo apostó por mantener la segunda unidad sobre el parqué, esa que había encajado el parcial en contra, y la jugada le salió perfecta. Cuando la Selección más necesitaba a un líder, apareció el Chacho, quien tomó las riendas a la perfección y encontró tanto a sus compañeros como el acierto ofensivo para revolucionar de nuevo el motor y asestar el golpe definitivo.

Bajo la dirección del base canario, España supo reaccionar en el momento más delicado del encuentro con un parcial de 2-11 apoyado en los puntos de los hermanos Hernangómez. La Selección recuperaba la ventaja de dobles dígitos, pero veía como Hungría, que había rozado la remontada, aún no se rendía y mantenía su característica lucha (57-71).

La versión arrolladora de España, esa que se había visto en los primeros compases del encuentro, regresó al parqué en los tres últimos minutos del partido, aunque esta vez los ejecutores fueron la segunda unidad comandada por el Chacho. Con otro increíble parcial, esta vez de 2-13, los hombres de Scariolo demostraron haber tenido capacidad para reaccionar a tiempo y sellaron el triunfo final que los deja invictos una vez finalizada la fase de grupos (64-87).

HUNGRÍA64
NNombreMinPT2T3TLRTRDROASBRBPTFPM/MEFF
4A, Rujak2030/11/40/03300200234
5*R, Allen1651/31/40/011000001-61
6*A, Keller2531/60/21/243110004-100
7*K, Wittmann251/21/50/022021202-293
8A, Hanga(C)00---0000000000
9*D, Vojvoda28100/42/54/411040001-38
10P, Kovacs00---0000000000
12N, Toth072/41/30/043123102-1511
15C, Ferencz34171/25/80/032110100-2416
20*Z, Perl3392/71/22/222030213-147
21K, Karahodzic1400/30/00/042200104-70
22J, Eilingsfeld1351/31/20/020221002-107
Total649/3513/357/8292091578121-11557


ESPAÑA87
NNombreMinPT2T3TLRTRDROASBRBPTFPM/MEFF
4*P, Gasol1204/82/46/7871201111223
6S, Rodriguez21151/24/61/2110700011419
7*J, Navarro(C)1730/01/30/000020201111
9*R, Rubio3460/22/50/055041300138
13*M, Gasol23101/20/18/8660201101616
14W, Hernangomez38156/100/03/4541112131116
15J, Sastre1221/10/10/033001000195
16G, Vives1100/00/10/02204000145
18P, Oriola1630/11/20/24221111225
19*F, San Emeterio151/21/10/052320201159
21A, Abrines00---0000000000
41J, Hernangomez3484/40/20/054112200-212
Total8718/3213/3010/164840826615410115119


Pau Rodríguez Tubau
@paurodritu
ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-